José Antonio Guerra Caparrós, delegado de la Prodecon, informó que se han comenzado a presentar quejas de empresas que están siendo multadas, y a las cuales además se les rectifica la prima de seguros de riesgos de trabajo, esto, bajo el supuesto de que no están informando de manera completa todos los ocurridos durante el ejercicio anterior; a la fecha se han interpuesto seis querellas, dos de ellas ya fueron conciliadas a favor de los particulares, pero se estima que podría haber más compañías en esta situación.
Detalló que para el cálculo de las cuotas al IMSS se consideran distintos rubros, entre ellos la parte de riesgos de trabajo, la cual es una aportación pagada en exclusiva por el patrón; añadió que los accidentes en lo cuales las autoridades del Seguro Social se están basando para rectificar la prima e imponer la multa son siniestros que la ley sí considera accidentes de trabajo, pero ocurrieron en trayectos, no al interior de los centro de trabajo.
Guerra Caparrós señaló que el artículo 72 de la Ley del Seguro Social establece que este tipo de accidentes no se tomarán en cuenta para la siniestralidad de las empresas, es decir, para la prima de seguros de riesgo de trabajo no se incluirán los accidentes que ocurran a los trabajadores al trasladarse de su domicilio o al centro de labores, o viceversa; incluso, hay criterios del tribunal fiscal que ratifican lo anterior.
Señaló que las quejas se han producido porque la subdelegación Aguascalientes norte y sur no están revisando una cuestión muy importante: el aviso de atención médica inicial y calificación de probable riesgo de trabajo, el cual se le conoce por el nombre de ST7 y lo lleva a cabo la Coordinación de Salud en el Trabajo, un formato que se le da a los trabajadores en cuanto llegan a hacer uso de los servicios médicos del IMSS.
Finalmente, el delegado de la Prodecon señaló que se espera la comprensión de las autoridades del Seguro Social para que tomen en consideración el formato ST7 al momento de auditar la determinación anual de la prima de seguros de riesgo de trabajo que presentaron los empresarios en febrero pasado.