El suicidio es un hecho social, cuyo fin es sustraerse a las obligaciones y excluirse de la sociedad; son las personas emocionalmente inestables quienes más tienden a optar por la puerta falsa. El sociólogo Eugenio Herrera Nuño apuntó que los actos se cometen principalmente dentro del propio hogar del suicida, los recurrentes conflictos familiares o de pareja son muchas de las veces los que detonan que la mala decisión se tome de manera intempestiva.

“Pese a que en los casos de suicidio que se han presentado en la entidad, los conflictos económicos inciden de manera importante en la decisión, quienes no tienen una estabilidad emocional, es decir, aquellos solteros, tienden más a tomar la puerta falsa que los casados”, destacó.

El presidente de la Academia Nacional de Bioética, precisó que de acuerdo con investigaciones encauzadas por dicha asociación, no importa la clase social, ya que el fenómeno del suicidio afecta a ricos y pobres por igual; son más los solteros, separados, viudos o divorciados, quienes deciden terminar con su vida, que quienes han unido sus vidas a una pareja, de la forma que sea.

Refirió que la edad también es un fuerte indicativo en este sentido, ya que personas entre los 15 y los 34 años, son los que mayormente optan por el suicidio como su última opción para terminar con un conflicto.

“El 53% de las muertes se dan entre este rango de edad; de cada diez casos, dos son mujeres y tres son personas desempleadas. En la entidad se registra el 2.25% del total de los suicidios a nivel nacional; la falta de apoyo de los familiares y el entorno social en el que se desenvuelven también afecta sus decisiones”, detalló.

Recalcó que en el caso de los menores de edad, se ha identificado que es trascendental el acoso escolar que sufren, ya que un 17% de los adolescentes que padecen bullying, principalmente por su orientación sexual, deciden quitarse la vida.

“Es indispensable reducir las diferencias sociales, económicas y educativas entre la población, toda vez que la agresividad que siente el sujeto hacia terceros, la puede encauzar hacia sí mismo, detonando el que se quite la vida como la única forma que encuentra de alejarse de todo lo que le hace daño”, indicó.