La Policía Municipal localizó y aseguró tres vehículos robados. Relativamente es buena noticia, sin embargo, también es fiel reflejo de que los ladrones de autos siguen operando impunemente.
La situación ya es en extremo preocupante. Se llevan los vehículos de la vía pública, del interior del estacionamiento y cocheras particulares. Los carísimos y sofisticados sistemas de alarma no frenan del todo a los ladrones; la vigilancia e investigación policial, tampoco.
Ya se ha dicho en múltiples ocasiones. La autoridad debe cambiar sus estrategias para combatir a esta rentable “industria del crimen”.
Ya en detalle sobre los aseguramientos: A las 07:50 horas elementos de la policía municipal localizaron un vehículo de la marca volkswagen modelo 1988 en color gris y placas de circulación AER 7869. Se encontraba estacionado en la avenida Héroe Inmortal al cruce con la calle 30 de Septiembre del Fraccionamiento Morelos II.
Por otra parte, oficiales preventivos realizaban recorrido de vigilancia en la calle Mariano Salas del Fraccionamiento Villa Taurina. Eran las 08:00 horas cuando detectaron un vehículo con reporte de robo. Se trata de una camioneta Silverado en color negro modelo 1999 con placas de circulación AN 44875 del Estado de Baja California.
Finalmente, en la esquina que forman las calles 30 de Julio y Jefes Insurgentes del fraccionamiento Morelos, a las 16:30 horas fue localizado un vehículo de la marca Seat tipo Ibiza modelo 2009 en color gris y placas de circulación AEM 4474.
Huelga mencionar que no hubo detenidos, ni persecuciones fallidas. Nada en absoluto. Los ladrones roban, desmantelan algunos vehículos y luego los abandonan en la calle. Otros ya no aparecen. Y todo, impunemente.