ZAPOPAN, Jalisco 29-Mar .- Por estar sometidos al contrato con la empresa Televisa, el Guadalajara debió aceptar el cambio de horario para el partido del domingo cuando reciban a los Pumas.

Jaime Ordiales, director deportivo de las Chivas, reveló este martes que la directiva rojiblanca no está de acuerdo con jugar el domingo por la noche, pero que debieron aceptarlo así ante el compromiso contractual que existe con la televisora que aún posee los directos de transmisión.

“A nosotros tampoco nos gustaría tanto cambio y tampoco nos gusta el horario, lo digo a nombre de la directiva y de un servidor, pero bueno, cuando se hacen compromisos con las empresas como en este caso la que transmite los partidos del Guadalajara, pues hay algunos horarios en los que hay que ceder”, reconoció Ordiales.

El horario oficial del Rebaño en la Liga MX en los últimos torneos ha sido los domingos a las 17:00 horas, pero ahora por segundo partido consecutivo como local, después del Clásico Nacional, la empresa televisora ha sugerido el cambio para las 20:30, decisión que provocó reacciones de malestar de un sector de la afición.

“Esto ya está hecho desde el principio de temporada en donde ciertos juegos se iban a mover en un horario en donde yo creo que es más atractivo para la televisión

“Son parte de los convenios ya hechos, de los contratos ya hechos, estamos un poquito atados de manos. El juego del América también venía a las 8:30 e hicimos lo imposible por cambiarlo a las 7:30 que gracias a Dios se pudo”, agregó Ordiales.

El directivo reconoció que aunque él no forma parte de las negociaciones que ya realiza Jorge Vergara y José Luis Real con la televisora para la renovación del contrato de derechos de transmisión, sí ha sugerido que el tema del horario sea tratado con importancia.

“El partido del Atlas (Clásico Tapatío) vamos a tratar de manejarlo en el horario de las 5:00 de la tarde que es el habitual que se tenía, pero bueno, son parte de las situaciones en los convenios contractuales que ya existían con ellos”, mencionó.