La expectativa es lo que mantiene el precio del dólar a la alza y devalúa la moneda mexicana, explicó el presidente del Colegio de Economistas de Aguascalientes, Salvador Bermúdez; indicó que en tanto no se dé certidumbre sobre lo que pasará con la relación entre México y Estados Unidos tras el triunfo de Donald Trump, no habrá estabilidad en el peso.
“El valor de nuestra moneda es el reflejo del comportamiento de nuestra economía, pero en este caso, la depreciación del peso está afectada por varias circunstancias que no son de carácter interno, por ejemplo, el triunfo de Trump”, manifestó el especialista.
Apunto, además, que la salida de Videgaray podría también haber afectado esta situación.
“No todo es culpa de Videgaray porque la conducción de la economía del país está ligada a dos grandes políticas, la política monetaria, que la controla y dirige el banco central, el Banco de México; y la fiscal, que la maneja la Secretaría de Hacienda y Crédito Público”.
Explicó que la función de SHCP es captar los ingresos que el país requiere y necesita, así como generar condiciones para el crecimiento y desarrollo, dar facilidad a las empresas y no estrangularlas; mientras que la política del Banco de México es darle certidumbre al valor del dinero, controlar la inflación, mantener la paridad del peso frente al dólar y otras divisas, es la que alimenta el circulante en el país; “cuando hay mucho dinero, el banco central retira, cuando falta, el banco central inyecta; es como el torrente sanguíneo en el cuerpo humano, el dinero es el torrente sanguíneo de la economía”, expuso.
Finalmente, indicó que a fin de mantener estable el peso, tanto el Banco de México como la Secretaría de Hacienda deben trabajar en conjunto y dejar la especulación.