Ayer, en la tarde, voraz incendio acabó con vivienda ubicada en el fraccionamiento Ojocaliente III, se presume que posiblemente una vela encendida pudo ocasionar el siniestro.
La familia logró ponerse a salvo, lamentablemente perdieron todas sus pertenencias y casa sufrió severos daños.
Alrededor de las cinco de la tarde, en calle La Boquilla cundió la voz de alarma. Una de las casas estaba en llamas. Es propiedad de una señora de 42 años de edad, quien estaba acompañada de otra mujer y tres menores de edad.
Al percibir la densa nube de humo, el olor a quemado y las llamas, las mujeres adultas no lo pensaron dos veces. Tomaron a las niñas y salieron lo más pronto posible de aquel infierno.
Los vecinos, ya al tanto de los hechos, en la medida de posible les brindaron ayuda. También llamaron al servicio de emergencia.
Cuando llegaron los elementos del H. Cuerpo Municipal de Bomberos, se concentraron en apagar el fuego. Sólo se reportaron daños materiales.