El delegado de la Comisión Nacional Forestal en Aguascalientes, Vicente Díaz Núñez, advirtió que los recientes incendios de pastizales dentro de las zonas de crecimiento urbano buscan presionar para obtener cambio de uso de suelo en los predios, sin advertir que estas acciones revierten cualquier interés de construir en esos predios.
Subrayó que quien pretenda forzar un cambio de uso de suelo con la quema de su predio, está atentando contra sus propios intereses en caso de que intente realizar una inversión o desarrollo constructivo, porque la ley ya prevé candados contra este tipo de actos intencionales.
Manifestó que los dueños de predios desconocen que los siniestros ocurridos en sus terrenos pueden ocasionar que se niegue cualquier autorización de construcción, sin importar si hubo omisión o responsabilidad directa.
“Las personas están haciendo quemas hasta cierto punto controladas, en terrenos que se encuentran en zonas de crecimiento urbano, pero desconocen que siendo zonas forestales no se va a probar un cambio de uso de suelo al menos por 20 años”.
Señaló que la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable es precisa en sus lineamientos, ya que los principales responsables frente a un incendio forestal, son los dueños del predio quienes asumen los costos de acciones de mitigación y de la restauración del predio.
Señaló que en este momento no hay condiciones para realizar quemas controladas, por lo que exhortó a quienes busquen hacer quemas preescritas a que se acerquen con la Comisión Nacional Forestal para hacer estas prácticas bajo la supervisión adecuada.
Expuso que las quemas controladas deben ceñirse a la Norma Oficial 015 que establece las condiciones para su realización bajo medidas de seguridad adecuadas, como el evitar realizarlas durante la noche, con ráfagas de viento, y sin la humedad necesaria en el ambiente.