Le incendiaron el hogar a mujer pepenadora. La casa carece de puertas, ventanas y energía eléctrica. Así se la prestaron y en el lugar vive con sus dos hijos menores: un niño de siete años y una pequeña de apenas cinco años.
Para sobrevivir, la señora salía a pepenar en los contenedores. Claro, cargaba con sus dos hijos. Ayer a temprana hora de la mañana salió en busca del sustento. La vivienda se quedó sola y a merced de ladrones, vándalos, viciosos, etcétera. Cabe agregar que el domicilio está ubicado en el asentamiento irregular denominado Los Pericos. En zona oriente de la ciudad y considerado como uno de los puntos rojos.
Minutos después la señora volvió a la casa y se encontró con la nada grata sorpresa de que estaba en llamas. Elementos del H. Cuerpo Municipal de Bomberos atendieron la emergencia. Sofocaron el fuego pero, lamentablemente no pudieron salvar las escasas pertenencias.
Presume la afectada que el incendio fue intencional. Como ya se mencionó, la casa no cuenta con el servicio de energía eléctrica. Tampoco solía dejar veladoras encendidas en el interior. Con esto se descartó la posibilidad del corto circuito o la veladora caída. Resta aclarar si ese dolo fue por venganza, escarmiento o acto vandálico. Lo que fuere, el caso es que dejaron a la señora sin pertenencias, viviendo en condiciones extremadamente precarias. En extrema pobreza.