Héctor Gutiérrez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 20-Mar .- Tras un enfrentamiento en el Municipio de Puerto Vallarta, agentes federales desmantelaron el campamento de una célula del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), informó la Procuraduría General de la República (PGR).
El operativo, explicó la dependencia federal, fue realizado de manera coordinada con el Ejército mexicano y la Policía Federal de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), y dejó como resultado la detención de tres miembros de la organización delictiva, así como la incautación de armas de grueso calibre.
De acuerdo con Elizabeth Hernández, titular de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra la Salud de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), en las inmediaciones del poblado Las Palmas se ubicó un campamento acondicionado con lonas de plástico, donde fue descubierto un grupo de personas armadas.
Ese grupo armado, refirió, al percatarse de la presencia de los agentes federales abrió fuego contra los mismos con armas de grueso calibre, y las autoridades repelieron la agresión.
“Al verse superados en número y ante la eficacia de la estrategia implementada, los agresores se dieron a la fuga, lo que culminó con la detención de tres ellos portando cada uno una arma larga, dos de las cuales contaban con lanzagranadas calibre 40 milímetros”, precisó en un mensaje realizado ante medios de comunicación, en compañía de Damián Canales Mena, jefe de la División de Inteligencia de la Policía Federal.
Los detenidos fueron internados en el Centro Federal de Readaptación Social número 6 en Huimanguillo, Tabasco, posterior a que la (SEIDO), a través de la Unidad Especializada en Investigación contra Delitos de la Salud, inició averiguación previa contra los mismos por cuatro delitos.
Los delitos imputados son portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea; posesión de cartuchos para armas de fuego de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas; posesión de cargadores de cartuchos para armas de fuego de uso exclusivo y acopio de armas de fuego.
Por este ilícitos, el agente del Ministerio Público de la Federación ejerció acción penal en contra de los indiciados ante el Juez Primero de Distrito de procesos penales federales en el Estado de Jalisco, con residencia en Puente Grande, detalló Hernández.
A su vez, agregó, en el improvisado campamento los agentes federales aseguraron 6 armas largas, 2 cortas, 3 lanzacohetes RPG, 3 calibre 50 barret, 40 granadas 40 milímetros, 15 granadas para lanzacohetes RPG, 7 granadas de mano, 88 cargadores para armas de fuego de diversos calibres y 2 mil 294 cartuchos útiles de diferentes calibres.