No parece, es cuento de nunca acabar el robo de vehículos. Los actuales operativos policiales -incluyendo investigaciones- sólo alcanzan para localizar y asegurar unidades abandonadas en vía pública. Sin embargo, no han logrado llegar a las bandas bien organizadas.
Ayer no fue la excepción. La Policía Preventiva Municipal logró recuperar otros dos vehículos y, para variar, tampoco hubo detenidos. Ni cerca estuvieron de arrestar a los ladrones.
El primero de los casos se registró a las 08:40 horas. Los oficiales preventivos efectuaban recorrido de vigilancia en las calles Martha Manjarrez y Pelea de Gallos del fraccionamiento Rodolfo Landeros. En efecto, en zona oriente de la ciudad.
Ahí localizaron una camioneta Nissan pick-up, modelo 1986, color gris, la cual cuenta con un permiso para circular del estado de Guerrero pero, también, con reporte de robo y carpeta de investigación.
Ya confirmada la situación del vehículo se procedió al aseguramiento y lo llevaron ante el AMP para el conducente trámite.
En el mencionado cruce, ninguno de los vecinos aportó información al respecto. Nadie se dio cuenta.
Referente al segundo, se dio a conocer que alrededor de las 12:30 horas, policías municipales que se desplazaban sobre la Avenida Margarita Maza de Juárez y calle Ignacio Valdespino Díaz del fraccionamiento Fundadores, localizaron una camioneta General Motors pick-up, modelo 2005, color roja, con placas de circulación TC70700, misma que cuenta con reporte de robo, por lo que fue remitida a las instalaciones de la Fiscalía Estatal. Huelga mencionar que en el segundo aseguramiento tampoco encontraron al roba-coches.
Llama la atención que nadie se da cuenta del robo ni del momento en que los dejan abandonados en vía pública.