Sobre el fallo de la Sala Regional Monterrey en su contra y que deberá traducirse en una sanción por la Sala Administrativa Electoral local, el alcalde Juan Antonio Martín del Campo afirmó que el Tribunal se excedió en su resolución ya que no ha violado la ley, razón por la cual la impugnará ante la Sala Superior pues no hubo injerencia en la pasada campaña electoral.
Luego consideró que el Partido Revolucionario Institucional sólo pretende imponer una Ley Mordaza en Aguascalientes, porque la ley electoral no prohíbe que se concedan entrevistas a los reporteros, aquélla establece que no deben promocionar obra pública ni pagar spots ni recurrir a espectaculares, “no hice absolutamente nada de lo que estipula la legislación”, aseguró.
De igual modo, se refirió a las declaraciones de diputados locales que tratan de hilar la otra sanción con esta nueva determinación de la Sala Monterrey para promover la inhabilitación de Juan Antonio Martín del Campo, el primer edil señaló que son temas diferentes y ojalá que no quieran juntarlos, porque no deben ir unidos, pero estaremos muy atentos para realizar nuestra defensa jurídica.
Pensar más allá de qué tipo de sanción económica o amonestación pudiera venir, dijo, los legisladores deberían analizar la legislación electoral para que sea perfectamente clara, y aparte de lo que ya establece debería agregar que tampoco se pueden conceder entrevistas a los reporteros, quienes a su vez redactan sus notas informativas.
“La ley debe especificar que tampoco se pueden dar entrevistas a los reporteros, eso no está estipulado, por eso di entrevistas a todos los medios de comunicación. Las notas publicadas en tiempo electoral provinieron de los mismos medios de comunicación, nunca se pagaron por ellas”, dijo.
Desde el punto de vista del presidente municipal nunca se violó la ley, fueron entrevistas realizadas por los periodistas, fueron reuniones o eventos en las cuales se participaron, en ningún momento se promocionó la obra pública, tampoco se pagó información ni hubo espectaculares, “creo que la Sala Monterrey se está excediendo, aunque la Sala Local dictaminó bien en su momento”, consideró.
Sin embargo, ahora habrá que esperar a ver lo que dictamina la Sala Administrativa Electoral Local, que posteriormente deberá mandarse a la Sala Monterrey y al final habrá de llegar hasta la Sala Superior del TRIFE.
Juan Antonio Martín del Campo sostuvo que la decisión que tomó el Tribunal local fue lo adecuado porque no hubo ninguna injerencia, “pero la denuncia generada me suena más a una ley mordaza que siempre ha querido aplicar el Partido Revolucionario Institucional, impedir que cualquier actor hable, lo cual es lamentable”.
Tampoco puede propiciarse que los gobiernos no hagan nada de su trabajo durante los procesos electorales, “no se puede parar la actividad, esta administración debía seguir trabajando en sus Miércoles Ciudadanos, en atención al público y en todos sus esquemas, pero en ningún momento se hizo promoción de la obra pública, tal y como lo establece la legislación electoral.
No descartó que los partidos de oposición seguirán echando culpas al alcalde, de hecho dijo que “el PRI ha querido echar culpas a todo el mundo, cuando sabemos que ellos no tuvieron la mayoría en las urnas, yo creo que el tricolor está muy dividido y enfrentado, entre ellos deberían trabajar en una reconstrucción interna, tal y como sucedió en el PAN el año 2010, deberían analizar más bien las razones por las cuales la ciudadanía optó por dar su voto a Acción nacional”.
Finalmente, dijo que no merece ni una amonestación, porque no hubo violación de la ley, “este es mi punto de vista, fui muy cuidadoso, hice lo mismo en el 2015, pero ahí no hubo ni sanción ni denuncia ni nada, pero ahora que el PRI perdió ahora sí echaron el grito al cielo, ahora se excusan de que la gente no les dio ese voto de confianza”.