Aline Corpus
Agencia Reforma

MEXICALI, EU 6-Nov .- Ante la decisión del Gobierno de Estados Unidos de restringir citas para solicitar asilo, la estancia de haitianos y africanos en esta frontera se prolongará y, con ella, la presión sobre los albergues.
Actualmente, hay en Mexicali más de 2 mil migrantes en 11 albergues que, en su mayoría, carecen de alimentos, utensilios de higiene personal o vestimenta para la temporada invernal.
Incluso, los techos de los albergues y hasta un centro comercial han sido habilitados para brindar más espacios a los extranjeros.
En la avenida Álvaro Obregón, en pleno centro, un grupo católico retomó un establecimiento abandonado para formar el albergue Hijo Pródigo, que da techo a 209 migrantes.
Los locales se improvisaron como habitaciones y uno más es utilizado como cocina.
En el albergue Hotel del Migrante, donde se hospedan 560 haitianos y 100 mexicanos, hay casas de campaña por los pasillos y en la azotea hay más de 100 tiendas, dos retretes sin cortinas y un piso donde los migrantes toman baños con la ropa encima.
“Requerimos más excusados, regaderas y presupuesto para comprar más casas de campaña”, demandó Sergio Tamai, fundador de dicho centro.