Imposible parar la reventa de boletos en la Feria: MCR

Está calificada sólo como una falta administrativa

Está imposibilitado el Ayuntamiento para hacer frente a la reventa de boletos; al ser calificada como una falta administrativa no se puede disponer de más personal para vigilar que no se realice este tipo de transacciones; por el momento no se ha detenido a ninguna persona al respecto; por otra parte, un establecimiento fue clausurado por la presencia de menores de edad, señaló el secretario del Ayuntamiento, Manuel Cortina Reynoso.
“Al municipio no le alcanza para ser una policía cibernética para detectar reventa, cuando no es más que una falta administrativa; algunas publicaciones nos dan indicios, para ver en dónde hay que estar al pendiente, pero quien vende el boleto lo promueve por una tarjeta de presentación o por redes sociales, se quedan de ver dos días antes, hace la transacción y escapa totalmente de las manos de la Policía Municipal”, indicó.
El funcionario dijo que aunque no está permitido es muy difícil poder llegar a detectarlo y sancionar a los responsables; sin embargo, harán lo que esté en sus manos, por lo cual, en los eventos más concurridos o con mayor expectativa de que se llenen, se dispondrá de más vigilancia, ya que es donde crece el interés en la reventa.
“Tenemos operativo de reventa, que no ha reportado detenidos, no hemos detectado grupos de revendedores como sí sucedió el año pasado, en que los llegamos a detener, este año no”, señaló.
Por otra parte, dijo que el martes por la noche se clausuró un lugar en Expoplaza, una barra de las que ahí opera, por la presencia de un menor de edad; son 35 mil pesos de multa para que puedan volver a abrir y seguir expendiendo alcohol.
Destacó que son en total 1,200 permisos de ambulante o semifijo; en comparación con el año pasado la cifra es muy similar.
“Permanentemente están revisándose licencias, ha habido alrededor de unos 20 ambulantes que se han quitado de la vía pública; lo primero que se hace es advertirle que si no se quitan se les puede recoger la mercancía; gracias a la vigilancia son muy pocos, está todo bajo control”, precisó.
En el caso de la calle Nieto, donde se advirtió que no se permitiría aquella costumbre que se tenía de que cualquier cochera de cualquier casa se convertía en un lugar para vender cervezas para llevar, dijo que este problema se acabó.
“No quiere decir que no haya puntos de venta de alcohol, sólo que son los que funcionan todo el año. Los establecimientos que tienen licencia permanente de todo el año pueden seguir operando con su licencia normal y los horarios que aplican todo el año; lo que no se hizo fue autorizar nuevos establecimientos y mucho menos directamente en vía pública”, recalcó.