Héctor Gutiérrez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 17-Jun .- Docenas de agentes de Tránsito y elementos del cuerpo de Granaderos de la Ciudad de México impusieron un cerco para impedir que los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) accedan al Zócalo capitalino.
Mientras los líderes magisteriales piden a sus agremiados que no incurran en provocaciones contra las autoridades, los inconformes lanzaron consignas contra la Policía, el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera y el Presidente Enrique Peña Nieto.
Debido al cerco policial, instaurado en el cruce de Avenida Juárez y Eje Central, frente al Palacio de Bellas Artes, los líderes magisteriales buscan entablar un diálogo con las autoridades para que permitan entrar a los manifestantes al primer cuadro de la Ciudad.
“¿No les da vergüenza usar ese uniforme, dónde está nuestra libertad de tránsito? Mancera y Peña se sienten dueños del Zócalo”, mencionó Cecilia González, maestra de la Sección 9 de la Ciudad de México.
Esta tarde, el magisterio disidente, en compañía de organizaciones sociales, estudiantes y padres de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, marcharon por Paseo de la Reforma, desde el Ángel de la Independencia, con rumbo al Zócalo capitalino.
De acuerdo con fuentes policiales, la movilización está compuesta por cerca de 4 mil inconformes.