Una persona exitosa se hace con los fracasos del pasado, dijo el periodista Pedro Ferriz de Con a los alumnos de la Universidad Cuauhtémoc durante una charla motivacional que ofreció el día de ayer en dicha institución educativa. La conferencia se tituló “Liderazgo y desarrollo profesional en el siglo XXI”.
Ante un público muy nutrido y muy interesado por las palabras del periodista, en su mayoría conformado por jóvenes estudiantes, además de las autoridades de la institución, Ferriz de Con precisó que mucho del pensamiento del presente, está ligado con el pasado; “así como no podemos funcionar con un Ford modelo T con rin de madera, tampoco podemos funcionar en una economía, un entorno político y social, con principios de hace 100 años”.
Enfatizó que el conocimiento del hombre está cambiando, y los jóvenes de hoy pertenecen a una generación donde millones de empleos van a desaparecer puesto que las máquinas serán las que trabajen.
Haciendo una conexión extraordinaria con su público e interactuando con los estudiantes de la Cuauhtémoc, manifestó que el civismo que no tienen los humanos, lo tendrán las máquinas; habló de un mundo como si se tratara de una película que te lleva al futuro, donde se ven cosas increíbles, y aseguró que será así como vivamos en lo que resta del siglo XXI. “Para el año 2050 el conocimiento del hombre se ha a duplicar cada 12 horas (…) en la industria habrá unidades habitacionales que serán hechas en impresoras 3D”.
El hombre modificará todos sus modelos de convivencia, económicos, sociales y políticos lo que traerá como resultado el que tengamos que adaptarnos a un mundo diferente al de hoy, indicó.
Hoy es normal en un país con mediano desarrollo como es el caso de México que el promedio de vida sea entre 79 y 80 años de vida, puntualizó que para cuando esté por terminar el siglo, el promedio será de 12 años; “imagínate, trabajas hasta los 60 años y tengas otros 60 de retiro y casado, ¡que flojera!”.
Vivir tanto tiempo, dijo, traerá consecuencias de carácter económico, puesto que una persona que vive 120 años, come 120 años, requiere un lugar donde vivir 120 años, demanda salud, seguridad social, protección por todo este tiempo, concluyó.