Imparten cursos ‘patito’ de especialidad de ortodoncia

La presidenta del Colegio de Odontólogos de Aguascalientes, Italia Marín, denuncia que algunos dentistas generales están proliferando cursos informales donde se ofrecen aparentes especialidades de ortodoncia, sin embargo, sólo son diplomados, puesto que una especialidad en esta materia debe ser aprobada por Federación Nacional de Ortodoncia, único organismo que tiene la facultad de certificar.

“Se anuncian como si estuvieran dando un diplomado, pero quien se inscribe obtiene aparentemente el grado de especialidad, esto lo están haciendo para cubrirse de las autoridades, por lo que exhorto a los dentistas generales que deseen hacer una especialidad formal, a acercarse a la Federación Nacional de Ortodoncia que es la única que tiene la idoneidad para certificar”.

Indicó que en la página web de la Federación se pueden visualizar los treinta postgrados más importantes y destacados del País que cumplen con todos los requisitos necesarios.

Dijo que la diferencia radica en el tipo de preparación que reciben, pues en un curso formal de ortodoncia se pueden ver en un día hasta 10 ó 20 pacientes, mientras que en los cursos irregulares se ven solamente cada fin de semana de 1 a 5 pacientes. “La calidad académica que puede lograr a través de estos cursos irregulares y de los postgrados formales que existen, es amplísima, la diferencia es muy grande y el beneficio para quien aprende es mayúsculo y también a la población a la que nos debemos, no es lo mismo haber atendido a 5 pacientes que haber atendido durante 2 ó 3 años continuos en 8 horas diarias 10 ó 20 pacientes”.

Señaló que aunque las autoridades se han mantenido vigilantes y al tanto de la situación, no hay mucho que puedan hacer puesto que existen muchas lagunas legales que protegen este tipo de prácticas.

Finalmente, informó que existe la falsa creencia de que un dentista general está capacitado para poner brackets, sin embargo, no es así, se requiere de una especialidad de un mínimo de dos a tres años continuos para realizar estas prácticas; “sin embargo, el público en general ha tenido la desgracia de caer en las manos de estos charlatanes que abusan de la ignorancia de las personas”.