CDMX.- Clavadistas y taekwondoines mexicanos tienen las más altas posibilidades de alcanzar una presea en Río 2016, estiman medallistas tricolores en el retiro.

Para Fernando Platas, subcampeón olímpico de trampolín de Sydney 2000 y ahora miembro del Comité Técnico de Clavados FINA, los clavadistas varones tienen mayores posibilidades que las mujeres.

Rommel Pacheco, dijo, es el clavadista que mejor llega a la justa.

“Los hombres hoy en día está posicionados como posibles medallistas, por como les ha ido en el ciclo olímpico. No es que Paola Espinosa y Alejandra (Orozco) no tengan posibilidades, pero la diferencias de uno o dos puntos definirá ser o no medallistas”, advirtió Platas.

“Estos Juegos tendrán un nivel competitivo muy alto con China, Rusia, Alemania, Estados Unidos en general y con Ucrania en los sincronizados; Italia y Canadá son fuertes en femenil.

“Rommel es de los mejores deportistas que he visto entrenar y tiene una lista de clavados muy buena y eso le da una constancia, la cual necesitas en el trampolín de 3 metros, esa constancia en calificaciones de nueve que le ayudará mucho”, añadió.

Desde los juegos de Sydney 2000, tanto clavados como taekwondo aportan medallas para México.

En los taekwondoines María del Rosario Espinoza, Carlos Navarro, Saúl Gutiérrez e Itzel Manjarrez está la esperanza de presea, consideró Óscar Salazar, plata en los 58 kilos de TKD de Atenas 2004.

“Esperemos que Mary (Espinoza) gane su tercera medalla olímpica, que será algo histórico, ella lo sabe, ahora tiene más recursos, tiene una variedad de técnicas y con las dos guardias para competir.

“Un debut olímpico es algo soñado y en taekwondo esa ilusión no termina en ser partícipe en unos Juegos Olímpicos sino en ser medallistas y Carlos (Navarro), Saúl (Gutiérrez) e Itzel (Manjarrez) lo tienen muy presente y, junto con María, cualquiera de los cuatro tiene las condiciones, cualidades y técnica para obtener una medalla”, aseguró Salazar. (Adrián Basilio/Agencia Reforma)