Dulce Soto 
Agencia Reforma

En México la obesidad, condición que se asocia con enfermedades graves como diabetes, hipertensión y males cardiovasculares, no siempre se asume como tal.
De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud 2015 que aplicó la UNAM a mil 200 personas sólo  57  por ciento de la muestra se autopercibió como gordo u obeso.
Ello aunque la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut 2012) reporta que el 71 por ciento de la población adulta del País tiene obesidad o sobrepeso.
Aunque el reporte nacional indica que 32.4 por ciento de adultos mexicanos es obeso, sólo 13 por ciento de los entrevistados se identificó con esta situación.
El riesgo de no identificar y prevenir la obesidad y el sobrepeso es padecer enfermedades que, si no son tratadas, a tiempo pueden disminuir la esperanza y la calidad de vida de quien las sufre.
El que los mexicanos se perciban a sí mismos con menor prevalencia de sobrepeso, obesidad, trastornos mentales y alguna otra enfermedad puede tener graves consecuencias, explica el  estudio “Una reflexión crítica sobre la salud de los mexicanos”.
“La falta de conciencia de la enfermedad dificulta la toma de acciones para la solución de la misma”, advierte la publicación, que forma parte de la colección Los mexicanos vistos por sí mismos.  Los grandes temas nacionales, una investigación que busca conocer la percepción de los mexicanos sobre 25 aspectos importantes de su vida.
En ese sentido, detalla el estudio, más de la mitad de los encuestados afirmó tener buena salud, incluso cuando sus hábitos alimenticios y de estilo de vida no son sanos.
El 63 por ciento de los encuestados calificó su salud como buena y 9.9 por ciento la consideró mala.
Además, 17 por ciento dejó de realizar actividades de la vida cotidiana por su estado de salud y 15 de cada 100 encuestados padecen dolor por una enfermedad que les ha obstaculizado realizar actividades cotidianas.
Sólo 64 por ciento dijo comer frutas o verduras siempre; 39 por ciento toma refresco frecuentemente; 30 por ciento no realiza actividad física nunca, 53 por ciento ha fumado en algún momento de su vida y el 62 por ciento ha bebido alcohol.
De acuerdo con la OMS, cuando el índice de masa corporal (IMC) de una persona es igual o superior a 25 determina sobrepeso y cuando es igual o superior a 30 determina obesidad.
Este índice se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos entre el cuadrado de su talla en metros (kg/m2).