Luis Leonardo Márquez Alvarado

El consejero presidente del Instituto Estatal Electoral (IEE) de Aguascalientes, Luis Fernando Landeros Ortiz afirmó que este organismo cuenta con la capacidad suficiente para responder, en el supuesto de que se llegara a resolver, la celebración de una nueva elección por la gubernatura del estado.
Ante la próxima resolución de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, sobre la impugnación al resultado que dio el triunfo a Martín Orozco Sandoval por la gubernatura de Aguascalientes, confió en que se estaría preparado ante un escenario inédito.
Indicó que el personal del IEE cuenta con amplia experiencia y está habituado a un ritmo fuerte de trabajo, lo que da tranquilidad, sin importar el panorama que llegara a presentarse.
Aunque no se cuenta con recursos etiquetados para asumir el costo de una elección extraordinaria dentro de su presupuesto anual, expuso que se cuenta con el respaldo del Estado Mexicano como actores involucrados en apoyar y coadyuvar a la autoridad electoral.
Señaló que en un escenario de elecciones extraordinarias, se recurriría a la solicitud de ampliación presupuestal ante el Ejecutivo Estatal y el Poder Legislativo para contar con los recursos suficientes para cubrir cada parte del proceso electoral.
En el caso de la colaboración interinstitucional que se requeriría con el Instituto Nacional Electoral, señaló que este organismo tendría que gestionar a nivel central los recursos necesarios para cubrir sus responsabilidades inherentes.
“Una elección extraordinaria implica todo el respaldo de los entes del estado, porque no está una bolsa contemplada, aunque normalmente se obvian muchas etapas de capacitación porque se vuelve a solicitar el apoyo de la gente que ya participó, debido a que debe ser un proceso expedito”.
Sobre el caso del error en el cómputo de actas en el primer distrito, argumentó que la información vertida es imprecisa respecto a que haya afectación a casillas o partidos en específico, o que haya existido dolo para contabilizar votos a un solo partido, ya que se trata de errores cometidos por funcionarios ciudadanos, que llegan a ser normales, como pasa en cualquier actividad humana.