El presidente del Instituto Estatal Electoral de Aguascalientes, Luis Fernando Landeros Ortiz desestimó las acusaciones del secretario general del Comité Ejecutivo Nacional del PAN, Damián Zepeda Vidales en contra del secretario ejecutivo del organismo electoral, Sandor Hernández Lara por la supuesta alteración de pruebas presentadas contra el Partido Revolucionario Institucional.
Zepeda Vidales denunció la suplantación de pruebas entregadas para la conformación del Procedimiento Especial Sancionador por presuntos actos anticipados de campaña de la candidata de la coalición “Grande y Para Todos”, Lorena Martínez Rodríguez.
Afirmó que la Secretaría Ejecutiva del IEE turnó a la Sala Administrativa Electoral documentos diferentes a las copias certificadas de la plataforma electoral presentada por la coalición, que la representación panista anexó como pruebas, pero la Sala advirtió que no se trataban de la plataforma para la gubernatura, sino la del municipio de Aguascalientes.
“Se me hace aventurada la manifestación, lo que te puedo decir es que hemos actuado siempre con profesionalismo y brindando certeza a los partidos políticos, obviamente que estamos en una campaña donde los resultados no son bien recibidos por algunos actores políticos, y es normal en una contienda”, argumentó Landeros Ortiz.
Consideró que estas acusaciones serían una irregularidad grave, que difícilmente podría ser cierta, al considerar que no es sencillo tomar documentos de un expediente e intercambiarlos por otros.
Landeros Ortiz justificó que este tipo de denuncias se originan en la estridencia de la competencia, y no trascienden a los ámbitos jurídicos, al quedarse en señalamientos mediáticos.
En ese sentido, argumentó que la mayoría de las denuncias que han presentado los partidos políticos durante el proceso electoral son desechadas ante los órganos jurisdiccionales, y subrayó que el IEE no emite resoluciones, pues sólo conforma los expedientes y los turna a la Sala Administrativa Electoral para que valore pruebas, y resuelva en su caso.