Llegó a la edad de las ilusiones Jessica Palomo Rangel, quien al cumplir su décimo quinto aniversario de vida, sus padres le prepararon para celebrarla un día lleno de festejos que dio inicio con la visita de la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, para dar gracias a Dios por los dones recibidos.
La quinceañera fue recibida por el sacerdote que ofició su ceremonia y quien junto con ella, sus padres Ezequiel Palomo y Miriam Rangel y sus padrinos Saúl Martínez y Mónica Sánchez, ingresaron al bello recinto para ofrecer sus oraciones a favor de la homenajeada.
Durante su homilía, el siervo de Cristo se dirigió a Jessica, para manifestarle su felicitación y la exhortó a tomar buenas y bien orientadas decisiones, ahora que comienza la maravillosa etapa de la juventud.
Fue así que la hermosa jovencita cortejada por sus bien vestidos chambelanes, salió del templo para compartir con sus allegados un festejo preparado en su honor, en Quinta Las Palmas.
El escenario del lugar fue el sitio perfecto para que al ritmo de merengue, disco y rock and roll, ella con sus acompañantes deleitaran a los presentes con sus increíbles coreografías, iniciando así con una noche llena de sorpresas, para una ocasión tan especial.

Compartir
Artículo anteriorPrepara su regreso
Artículo siguienteSon recién casados