Se complica aún más la situación para un joven acusado de homicidio doloso. Cegado por los celos, mató a puñaladas a su rival de amores.
El Juzgado Segundo de lo Penal dictó formal prisión en contra de Juan Roberto Martínez Ramos, de 23 años, por el delito de homicidio doloso calificado con la agravante de ventaja. El hoy occiso se llamó Ángel Gabriel “N” “N” de 17 años de edad.
El fatal desenlace del triángulo pasional se suscitó el pasado día cinco de mayo, en la comunidad Norias de Ojocaliente.
Luego de sufrir la agresión, Ángel, agonizante, fue trasladado al hospital Hidalgo. Minutos después perdió la vida.
Agentes ministeriales se trasladaron a la comunidad mencionada y en base a primeros testimonios lograron identificar y detener al presunto responsable.
Como se informó con oportunidad, el acusado comentó que durante algún tiempo sostuvo relación sentimental con una joven. Debido a problemas de pareja se separaron y entonces apareció Ángel, el cual aprovechó la oportunidad para empezar a cortejar a la muchacha.
Lo anterior no fue del agradado del presunto homicida. Buscó a su ex con el fin de reconciliarse y en apariencia parecía que continuarían. Sin embargo, el día de los hechos sorprendió al menor y a su pareja dialogando en la calle.
Sumamente molestó se acercó a reclamarle y Ángel no pudo contener la risa. Entonces Juan Roberto echó mano del arma blanca y le asestó siete puñaladas. Ya agonizante, el hoy occiso intentó correr. Al mismo tiempo el agresor emprendió la fuga. Llevaron al herido al hospital pero los esfuerzos por salvarle la vida resultaron en vano.
Así terminó el triángulo. Uno acabó en la tumba; el otro, en prisión. Y la joven, se quedó sin uno, ni el otro.