Por descuido de quienes visitaron zonas forestales y lugares de esparcimiento en estos días santos, se registraron más de 60 siniestros, tan sólo reportados a la Coordinación Municipal de Protección Civil; detalló su titular Rafael Eduardo García Medina que fue necesario sofocar estos incendios, que arrasaron con el pasto seco.
“El jueves hubo alrededor de 17 incendios forestales; el viernes la cifra aumentó a 21 siniestros, probablemente porque salieron más personas a comer en los campos; el sábado bajó a ocho incendios, pero el domingo otra vez fueron 17 incendios; fue sobre todo afectación a pasto seco”, detalló.
Si bien dijo que los casos de quemas han ido disminuyendo, la cifra en lo que va del año es alarmante, ya que se han superado los 2,200 incidentes; por ello han insistido en campañas de concienciación con la población, ya que la mayoría los incendios son provocados por descuido humano, o incluso con toda intención.
Por otra parte, el funcionario destacó que los lugares más concurridos en días santos fueron los balnearios y los Vía Crucis, ahí fue donde se registró mayor número de gente y los clubes deportivos; dijo que afortunadamente en bordos y presas, que no son lugares para nadar, fueron los que menos gente tuvieron.
“Fueron 45,356 asistentes que se encontraban entre bordos, Vía Crucis, parques, balnearios, clubes deportivos, presas, en general todos los que estuvieron disfrutando el fin de semana; hubo tres lesionados sin gravedad, algunas caídas; se extraviaron tres menores, pero fueron localizados en breve lapso por los elementos de la Coordinación; en general fue saldo blanco, en donde no hubo ningún fallecido por sumergimiento o muerte natural dentro de estos lugares”, puntualizó.
García Medina resaltó que las recomendaciones que hicieron a los visitantes de lugares recreativos y las medidas de prevención que se tomaron en cuenta sirvieron para lograr mejores resultados que el año pasado, ya que en la Cuaresma de 2015 se registraron al menos tres personas que murieron ahogadas.