Hoy, en sesión Plenaria del Congreso, los diputados elegirán al nuevo fiscal, en base a la terna que les giró el Ejecutivo, integrada por Juan Manuel López Esparza, Griselda González Morales y René Urrutia de la Vega.

Cada uno de los candidatos fue previamente entrevistado en forma individual por los integrantes de la Comisión de Justicia, y una vez concluido este procedimiento, emitieron el dictamen, que señala que los tres reúnen los requisitos para desempeñar el cargo que quedó acéfalo el pasado 28 de febrero, por la renuncia de Óscar Fidel González Mendívil.

La Comisión de Justicia turnó el dictamen a la Comisión de Gobierno, y ésta determinó su inclusión en el orden del día de la asamblea de hoy.

Una vez que los legisladores elijan a uno de los tres, se le tomará la protesta de ley, para que mañana mismo inicie funciones.

Asimismo, en la sesión se elegirá a la Mesa Directiva de la Diputación Permanente, que coordinará los trabajos del Primer Periodo de Receso, por lo que se convocará a sesión solemne para que el día 15, sea clausurado el Primer Periodo Ordinario de Sesiones, en el entendido de que el Segundo, iniciará el 30 de abril. David Nájera, será el presidente.

De acuerdo a la normatividad del parlamento, en el lapso de receso, las comisiones deberán trabajar para desahogar la Agenda Legislativa, que incluye iniciativas desde hace tres legislaturas, que no se han dictaminado.

CONTAMINACIÓN

Por otra parte, el presidente de la Comisión de Recursos Hidráulicos, Raymundo Durón, externó su preocupación por la actual situación en que se encuentra el Río San Pedro y manifestó que desde el Congreso impulsará iniciativas enfocadas a la rehabilitación de este importante cauce.

Pedirá a las autoridades de los tres niveles de Gobierno unir esfuerzos para asear el arroyo, pues “es necesaria la actuación de diversas instituciones, ya que deben considerarse aspectos como uso de suelo, contaminación, protección de ecosistemas, manejo de descargas, invasiones al cauce natural del río por alteraciones a éste; es decir, necesitamos una orientación multiobjetiva”.

Destacó que los ríos no pueden seguir siendo drenajes a cielo abierto o focos de contaminación; es necesario cambiar esto; restaurar, rehabilitar y rescatar sus condiciones naturales.

Refirió que se trata de la principal corriente de la entidad, cuyas aguas son utilizadas para el riego agrícola, al tiempo que cerca del 80% de la población está asentada en los márgenes o cercanías al San Pedro.