Un libro nos enriquece más que el dinero y puede abrirnos más puertas que las llaves; quien se cultiva a través de la lectura tiene un gran potencial; los libros son armas que permiten hacer frente a cualquier obstáculo. El día de ayer se celebró el Día de la Biblioteca, esos recintos sagrados que cada día están más olvidados; prácticamente se han vuelto museos, pues son cada vez menos personas las que se acercan a tomar un compendio de estos sitios, ya que el Internet ha ido poco a poco desplazando el gusto por los textos; al respecto platicó en exclusiva para El Heraldo de Aguascalientes la “Señora Irma”, conocida por todos aquellos que pisaron la Máxima Casa de Estudios de la entidad.
La licenciada Irma Graciela de León García estuvo por más de 38 años al frente del Centro de Información Bibliográfica, y fue testigo del paso de lo impreso a lo digital; recuerda cómo hace una década comenzó este proceso en la Universidad Autónoma de Aguascalientes.
“La biblioteca se actualizó, tuvimos la oportunidad de ofrecer libros digitales, bases de datos de las diferentes especialidades que hay en la universidad; se tenía que hacer porque los muchachos nacieron con las nuevas tecnologías, y aceptaron rápidamente este cambio; además, se pusieron en toda la biblioteca contactos para que pudieran conectar su computadora, y poder comunicarse con las diferentes publicaciones que tenemos”, indicó.
Resaltó que si bien en un principio el mayor obstáculo fue con los maestros, ya que muchos dejaban como tarea investigar en libros, poco a poco se fueron acostumbrando, sobre todo tomando en cuenta que los compendios del Fondo Antiguo, no se pueden manipular tanto, por ello algunos se han pasado al formato digital.
“Hace cerca de 10 años comenzamos con las primeras bases de datos que pudimos tener; contamos ya con libros electrónicos en lugar de libros impresos, aunque éstos no se dejaron de tener; hasta los maestros se actualizaron, las nuevas generaciones nacieron con el Ipad bajo el brazo; como se actualizaron los usuarios, fue necesario actualizar la biblioteca, y lo siguen haciendo para que asistan”, enfatizó.
Actualmente, siguen operando en la UAA las bibliotecas “Central” ubicada en Ciudad Universitaria, la norte, la de la Posta Zootécnica, Bachillerato Tradicional y Oriente; en esta última se cuenta con una completa área de equipo de cómputo, donde reciben clases sin molestar a los que están estudiando.
“Es una biblioteca más adecuada a lo actual; en la Posta también se tiene lo necesario para que puedan buscar lo que necesitan, como libros digitalizados; con el intercambio con todas las universidades, con el acervo de todas las bibliotecas en México, sobre todo en Guadalajara, en Toluca, se cuenta con cualquier cosa que necesiten, investigadores, alumnos y maestros”, subrayó.