Manuel Durán
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 2-Abr .- Como tema de salud pública, endurecer el programa Hoy No Circula fue lo más adecuado, pues incluso se evitarán muertes, consideró el Secretario de Salud del Gobierno de la Ciudad, Armando Ahued.
“Cuando tomamos la decisión en 2009 de cerrar la Ciudad de México (por la crisis de la influenza H1N1), nadie lo cuestionó porque todos sabíamos que estábamos buscando salvaguardar la salud y la vida de la gente. Nadie nos critico.
“Hoy estamos ante un escenario, no igual, pero parecido, donde se busca salvaguardar la salud y vida de la gente, yo creo que todos debemos entenderlo. Si hay que sacrificar un día el coche, ni modo, es en beneficio de todos”, acotó.
El controlar la contaminación en la Ciudad puede bajar hasta un 40 por ciento los casos de infecciones respiratorias agudas y 16 por ciento los problemas cardiacos, aseguró.
Ahued pidió a la población una actitud preventiva ante la polución, el incremento de ozono y partículas suspendidas.
“Es algo de que debemos combatir. Impacta en la gente sana y en la gente enferma podemos poner en riesgo la vida.
“El Centro Mario Molina recomienda acciones más duras y de toda índole para bajar, a como de lugar, los niveles de contaminación, porque va estar trayendo problemas a la salud”, acotó.
La medida de restricción vehicular para todos los auto una vez a la semana, recordó, es por tres meses en la época de más calor.
“Todos tenemos que cooperar. El aire lo respiramos todos. Todo lo que ha detonado esto del Hoy no Circula es un tema protección a la salud y a la vida de la gente. Ante eso no hay nada que cuestionar.
“Es una determinación de la Megalópolis, no sólo del Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, sino de todos los gobernadores y el organismo federal”, acotó.
Por ejemplo, agregó, con la contaminación las personas que más sufren tienen problemas respiratorios y crónico degenerativas, con asma, bronquitis, bronconeumonías o enfermedad pulmonar obstructiva crónica.
“La gente considerada sana comienza a tener problemas de conjuntivitis, les arden los ojos, tienen comezón, empiezan con lagañas, empieza a tener escurrimiento nasal, a estornudar todo el día, tienen dolor de garganta, dolor de cabeza casi permanente.
“También sensación de cansancio. Cuando haya niveles de contaminación altos no pueden hacer activación física al aire libre, la gente tiene que guardarse”, recomendó.
Al haber más calor, insistió, hay inversión térmica y todo el día se respira aire contaminado, a la larga hace mella en la salud.