Dictaron sendas sentencias a rijoso que agredió a su pareja y a una mujer acusada de robo. En el primer caso, los hechos quedaron al descubierto en el año 2014 cuando una mujer interpuso denuncia ante el Agente del Ministerio Público; en la querella la víctima afirmó que en el año 2001 contrajo matrimonio con José Gallegos Alvarado, por lo que ambos se mudaron a una casa ubicada en calles del fraccionamiento Lomas del Valle, en Jesús María.
Transcurrió el tiempo y entonces, el hoy sentenciado cambió de actitud. Sin motivo aparente insultaba y amenazaba a su cónyuge. Más aún, llegó al extremo de golpearla en varias ocasiones.
En el año 2014, tras la discusión, José pasó de los insultos a los golpes, atacando a su esposa con pies y puños, así como a desgarrar las vestiduras de la afectada. Tras los hechos, la ofendida acudió ante el Agente del Ministerio Público a interponer denuncia en contra de José por el delito de violencia familiar.
Una vez recabados todos los datos, el MP integró la Averiguación Previa correspondiente. Luego solicitó al Juzgado Mixto de Primera Instancia con sede en Jesús María, que liberase la orden de aprehensión y agentes ministeriales se encargaron de la detención del sentenciado, en calles del fraccionamiento Lomas del Valle.
El Juzgado dictó el auto de formal prisión, dio inicio al proceso penal y finalmente dictó sentencia a José Gallegos Alvarado. Un año en prisión y una multa que asciende a la cantidad de $3,188.50 pesos.
En cuanto a la segunda sentencia condenatoria, fue emitida por el Juzgado Sexto Penal en contra de María del Socorro “N”, “N”. Fue detenida el pasado 16 de diciembre del año 2013. Se encontraba en el interior de un supermercado ubicado en el cruce de la Avenida de los Maestros y la Avenida Aguascalientes Sur. En ese lugar comenzó a esconder entre su ropa varios productos de la tienda, así como ocultarlos en una carriola en la que simulaba transportar a un bebé.
Al llegar al área de cajas únicamente pagó algunos de los artículos que llevaba consigo, además de que mostró una actitud nerviosa cuando le entregaba el dinero al cajero, por lo que éste último le solicitó al personal de seguridad del supermercado que realizaran revisión y le encontraron todos los productos que ocultaba.
Inmediatamente los encargados de la negociación reportaron lo sucedido a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, los cuales trasladaron a la sentenciada frente al Agente del Ministerio Público.
Al rendir declaración, María del Socorro aceptó dedicarse al robo en diferentes centros comerciales de la ciudad por lo que el AMP la consignó al Cereso Femenil. Finalmente el Juzgado dictó sentencia: Siete meses y 26 días de prisión. En fin.