Por FRANCISCO VARGAS M.

Continuando con las interesantes charlas mensuales de la agrupación de Cronistas e Informadores Taurinos de Aguascalientes (CITA), en lo que toca al presente mes de junio, tuvieron como invitada especial a la matadora de toros michoacana Hilda Tenorio, quien compartió sus emociones, sentir y dificultades que ha vivido a lo largo de su carrera desde su etapa como becerrista, novillera y ahora ya como matadora.

Acompañada de su señora madre de mismo nombre, Hilda, taurinamente hablando, se abrió de capa y mostró ese gran lado humano que tiene como mujer y torera, explicando lo complicado que ha sido para ella abrirse paso en esta difícil pero hermosa profesión, precisamente por ser mujer y no en el ruedo, sino afuera del mismo, ya que el toro cuando embiste no distingue géneros, por lo que subrayó que todo que se viste de luces sea hombre o mujer es torero.

Narró momentos nada gratos que ha tenido como sus lesiones a las cuales se ha podido sobreponer así como también de personas y empresarios que la han engañado.

Así mismo, comentó la otra cara de la moneda, siendo los buenos momentos que ha vivido y tardes que le han quedado tatuadas en su mente, destacando entre ellos su gesta de encerrarse en solitario con seis toros de la ganadería de Brito el pasado 15 de mayo en Tepotzotlán, Estado de México, tarde histórica que realizó a pesar de tener varias cosas en contra, sobreponiéndose a todo.

Se refirió y recordó con enorme gusto su primer rabo que cortó como niña torera en febrero de 2002, en Salvatierra, Guanajuato; al astado de la ganadería de De Paula; el indulto del toro “Señorón” de la dehesa de Santoyo, que conquistó en Lagos de Moreno el 6 de agosto de 2014; y por supuesto, la tarde de su alternativa, el 28 de febrero de 2010 en la Monumental Plaza México, misma que recibió de manos de Manolo Mejía ante la presencia de Ruiz Manuel, siendo el toro de la ceremonia “Victorioso”, de la dehesa de Autrique.

Puntualizó que por el momento no cuenta con un apoderado de manera oficial, haciendo énfasis en la necesidad de ello, siendo el matador Miguel Ortas “Miguelete” quien la representa.

Recalcó que forma parte de un grupo de toreras mexicanas que han abierto brecha y camino a las próximas que vienen, mencionando a Raquel Martínez, Marbella Romero, Elizabeth Moreno, así como a españolas, entre ellas Cristina Sánchez, Raquel Sánchez y Mary Paz Vega.

Destacó que dentro de sus planes está alternar con toreros hombres y no con mujeres, ya que esto beneficiaría más a todas ellas.

Hizo saber también su inquietud de poder incursionar en el ambiente político, ya que le llama poderosamente la atención, además de que cuenta con su otra profesión de licenciada en Derecho, la cual por el momento no la ha podido ejercer.

Refirió que su plaza ha sido hasta el momento la Monumental México, donde ha actuado en dos festejos como niña torera, sumando nueve novilladas, cortando 7 orejas y saliendo en hombros en tres ocasiones, y 5 tardes como matadora, cosechando 1 oreja hasta la fecha.

Por último, dio a conocer sus próximas fechas, siendo éstas el sábado 2 de julio, en un festival benéfico en Huamantla; el 16 también de julio otro festival en Motul, Yucatán; y el sábado 30 una corrida de toros en Santiago Tezontlale (Ajacuba), Hidalgo. Para el mes de agosto, el día 14, se encerrará con cuatro toros de La Joya en Misantla, Veracruz.

Finalmente, firmó el libro de los distinguidos invitados de CITA, viniendo las fotos para el recuerdo, compartiendo el pan y la sal.

Cabe mencionar que por la tarde, Hilda Tenorio se dio tiempo para tener un agradable momento con los alumnos de la Academia Taurina Municipal de Aguascalientes.

Compartir
Artículo anteriorJoselito, a hombros
Artículo siguienteTriunfan en squash