En la zona centro de Encarnación de Díaz, Jalisco, personas armados interceptaron al conductor de una camioneta y con lujo de violencia lo privaron de la libertad. De nada le sirvió oponer resistencia. El ofendido es hijo de un comerciante. Las autoridades del lugar ya investigan los hechos.
El pasado jueves, alrededor de las siete de la tarde, el afectado circulaba a bordo de su camioneta. Se desplazaba de manera normal en zona centro pero de súbito, otro vehículo le cerró el paso.
Descendieron personas armadas y empezaron a forcejear con la víctima. Intentaban sacarlo de la cabina y al resistirse le propinaron varios golpes. Incluso, hubo detonaciones de arma de fuego. Al parecer a manera de advertencia.
Así, contra su voluntad lo subieron al vehículo -de los indiciados- y se alejaron del lugar. Minutos después arribó la policía; la búsqueda no arrojó favorables resultados. Hasta el momento nada se sabe del ofendido.