Hija de tigre…

CDMX.- El show íntimo que la cantante Andrea Ibarra ofreció la noche del martes en “El Bataclán” de la Ciudad de México, se convirtió al final en una reunión de familia y amigos, quienes celebraron el amor por la música.
Con esta presentación, en la que la hija de Benny Ibarra tocó los temas de su primer álbum “Gone, Gone, Gone”, se confirmó la garra que la intérprete tiene para cantar en vivo.
“Desde la primera vez que me subí a un escenario, me sentí libre y me sentí que era yo, y no es porque esté fingiendo todo el tiempo en la vida cuando no estoy tocando.
“Arriba es lo que soy yo con mi música y eso es algo que nadie me lo puede quitar… ¡Es mío, mío!”, dijo Ibarra en entrevista. (Raymundo Zamarripa/Agencia Reforma)

Compartir
Artículo anteriorGael cursi
Artículo siguienteAmor eterno