Con gran felicidad, Érick Rahi Noguez López y Andrea Martín Romo, se envolvieron en el eterno y sagrado lazo del matrimonio, siendo el templo de San Antonio de Padua, el recinto que enmarcó tan hermosa celebración.
Rompiendo con la tradición, los novios arribaron de la mano hacia el altar, seguidos por sus respectivos papás José Noguez Alonso y Érika López Méndez, al igual que José Martín Romo y Rosa Elena Romo, para jurarse ante Dios amor infinito.
Familiares y amigos cercanos, acompañaron a la hermosa pareja al festejo nupcial que se llevó a cabo en el Gran Hotel Alameda.