Para toda la vida han jurado amarse, Esmeralda Martínez y Óscar García Villalobos, promesa que hicieron ante el Cristo negro de la Parroquia del Señor del Encino.
Con la destacada presencia de sus respectivos padres, la pareja intercambió sus votos matrimoniales e hicieron la promesa de conformar una alianza indisoluble hasta que la muerte los separe.
El siervo de Cristo elevó sus oraciones al Creador y bendijo la unión de la enamorada pareja que ha sido consagrada al séptimo de los sacramentos de la Santa Madre Iglesia.
Esmeralda y Óscar fueron presentados oficialmente ante sus invitados, como una familia católica debidamente conformada.
Como parte del festejo, familiares y amigos se congregaron en su honor en un salón especialmente reservado para la ocasión, en el cual cada uno de ellos manifestó a la nueva pareja de esposos, su congratulación por este momento tan esperado y en su honor, brindaron por su felicidad.
Los recién casados agradecieron el acompañamiento de sus seres queridos y se despidieron calurosamente, para partir con destino a su romántica “Luna de Miel”.