Hermosa bendición

La ilusión de convertirse en marido y mujer finalmente se vio realizada para la pareja conformada por Francisco Ruiz López y Stephanie Zepeda Camacho.
Ellos acudieron a la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción para recibir el séptimo de los sacramentos que los mantendrá unidos por el resto de sus vidas.
Francisco Ruiz Medina y Lourdes López, acompañaron a su hijo Francisco en tan especial ocasión, mientras que Alberto Zepeda y Vero Camacho, llevaron hacia el altar a su heredera, bendiciéndola con la firme convicción de que al lado de su hoy esposo encontrará la felicidad anhelada.
Ante el altar, Francisco y Stephanie permanecieron con sus manos entrelazadas y, frente al ministro de la iglesia y con profundo convencimiento, la pareja intercambió votos con los que se juraron amor por todos los días de sus vidas.
Las luces de la Isla San Marcos llenaron de resplandor la llegada de los recién casados, quienes eligieron este espacio para disfrutar de una hermosa recepción. Sus invitados los recibieron con gran júbilo y manifestaron su congratulación por una hermosa boda pero más aún, los llenaron de buenos deseos para que la felicidad de tan especial día estuviera presente siempre en su hogar.

Compartir
Artículo anteriorEnlazan sus vidas
Artículo siguienteContraen nupcias