SANTA CLARA, E.U.- A matar o morir, no hay otro escenario para México en la Copa América Centenario.

El Estadio Levi’s es el escenario en el que el Tricolor pretende enterrar a La Roja, en el partido que busca el boleto a Chicago para enfrentar a Colombia.

Y será también uno de esos duelos que lastiman la gestión de un técnico o que le dan oxígeno al proceso.

Juan Carlos Osorio desea que el Tricolor liquide al actual campeón de la justa en tiempo regular y evitar así el drama de los penales, mismos que ni siquiera han practicado.

“Como le escuché a un gran hombre de futbol: los penales en el entrenamiento son un gesto técnico, los penales en un partido de futbol son un estado emocional, con la pelota detenida podremos practicar 20, pero el día del partido va a ser otro escenario.

“Me imagino que sin lugar a dudas el equipo tendría el apoyo total del público que nos ha acompañado, que cada vez nos impresiona más, pero la verdad no planificamos para llegar a ese punto, vamos a hacer todo lo posible por resolver en el tiempo regular, es un tiro al aire”, mencionó.

Blanco de muchas críticas desde su designación y que no ha aplacado ni por el invicto de 10 partidos, Osorio minimizó el que esté en juego su credibilidad.

“Lo más importante es lo que implica este juego para el futbol mexicano. Para mí, la verdad no es de ningún interés porque estamos hablando de una afición futbolera que tiene la oportunidad de competir con la quinta mejor del mundo y campeona de la Copa América, únicamente pensamos en el paso que implica para el futbol mexicano”, comentó.

México tiene una racha de 22 partidos sin perder que incluso amerita el elogio del técnico rival Juan Antonio Pizzi.

Chile, por su parte, encontró oxígeno en el triunfo contra Panamá. Recuperó la confianza y hoy apunta a repetir esa contundencia que lo había abandonado, advirtió el mediocampista Mauricio Díaz.

Osorio reconoció que si quisiera a un chileno en el Tricolor elegiría a Arturo Vidal para formar una media cancha temible junto a Andrés Guardado y Héctor Herrera. Hoy el “Rey” es uno de los elementos a los que más cuidará el Tri, en espera de quitarle la corona.