CIUDAD DE MÉXICO.- Bernie Ecclestone, dueño del 65% de las acciones de la Fórmula Uno, reveló que hay dos compradores potenciales del resto de la propiedad de la categoría, si el consorcio CVC Capital Partners se interesa en vender.

El “hombre fuerte” de la categoría no reveló la identidad de los aludidos, aunque precisó que él no es uno de los interesados en comprar.

Los postores estarían dispuestos a cubrir el monto de 7 mil 600 millones de euros en que presuntamente quiere vender CVC. Anteriores candidatos como Liberty Global, la cadena Discovery y un grupo integrado por Stephen Ross, dueño de los Delfines de Miami; China Media Capital y el fondo de riqueza de Catar, fueron descartados.

“Hay dos personas que quieren comprar. En realidad, hay dos personas que han acordado el precio. Sólo es cuestión de si CVC quiere vender o no. Creo que tomarán una decisión sobre la venta tarde o temprano”, informó Ecclestone al diario británico Mail.

Ecclestone refirió que “de ninguna manera” consideraría comprar el paquete accionario de CVC.

“Sería muy difícil y muy complicado. Estoy contento con las acciones que tengo. Si comprara más acciones, no habría democracia, y no es eso lo que quiero”, recordó el mandamás a The Telegraph.

El empresario británico reiteró, sin embargo, que por el momento no tiene planes de separarse de la Fórmula Uno.

Disgusta carta a Charlie Whiting

El director de carreras de la Fórmula Uno, Charlie Whiting, lamentó que los pilotos recurrieran a una carta para expresar su inconformidad con la forma en que se dirige la categoría y los llamó a aprovechar los numerosos foros de los que gozan para emitir sus opiniones.

La semana pasada, tras enterarse un día antes de que la Comisión de la Fórmula Uno iba a mantener el nuevo sistema de eliminaciones sucesivas en la calificación para el Gran Premio de Bahrein, la Asociación de Pilotos de Gran Premio exigió una reestructura en los órganos de gobierno de la categoría.

En la misiva externaron su inconformidad con las modificaciones a los reglamentos técnico y deportivo para 2016, criticaron la “estructura obsoleta y enferma” de la F1, así como la forma “apresurada y autoritaria” en que se deciden los cambios.

Ayer, Whiting comentó que el proceso de elaboración de las normas en la F1 requiere de más aportaciones de los pilotos.

“Ellos tienen muchas, muchas oportunidades de hablar sobre las reglas con nosotros”, dijo.

“A nivel de la Comisión, no hay nada que impida a un piloto pedir a su director de equipo que exponga sus opiniones, porque todos los equipos están en esa comisión. Han tenido muchas oportunidades para dar sus puntos de vista”, expuso Whiting.

Aseguró además que las reuniones del grupo de trabajo técnico y deportivo son “lugares a los que siempre se invita a un piloto”, pero ninguno asiste, y que en las ruedas de prensa tienen libertad para hablar de lo que quieran.

“Además, yo siempre estoy abierto a hablar con ellos”, añadió. (Staff/Agencia Reforma)