El gobernador Carlos Lozano de la Torre, al reunirse con el titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial (Sedrae), Pilar Moreno Montoya, sostuvo que las recientes lluvias son el augurio de una buena temporada para el campo aguascalentense, por lo que el Gobierno del Estado está listo con los programas y apoyos para que los agroproductores se beneficien de ella.

En este sentido, giró instrucciones al funcionario para que la Sedrae tenga listos los respaldos necesarios para que los agricultores de la entidad se beneficien de manera sustancial y cuenten con la disponibilidad de los programas para sus siembras, destacándose que se entregaron en tiempo y forma los apoyos de semilla mejorada, tanto para temporal como para riego.

Pilar Moreno destacó que el reporte de siembras del Ciclo Agrícola Primavera-Verano Riego, que tiene programada una superficie de 26,804 hectáreas de cultivos, se registra un avance al cierre del mes de mayo del 62% con 16,566 hectáreas, en tanto para la modalidad de temporal el programa de siembra es de 91,294 hectáreas para el Ciclo Primavera-Verano.

De acuerdo con los datos del reporte, en el ciclo agrícola con cultivos de riego, en la superficie programada para siembra destaca el cultivo de maíz con 14 mil 831 hectáreas para producción de forraje y de 5 mil 705 para grano; en tanto, para frijol son 1,022 hectáreas.

Cabe señalar que el cultivo de chile superó las 752 hectáreas estimadas en el programa y al cierre del mes de mayo el avance es del 116% en el trasplante con 873 hectáreas, debido a que los productores se anticiparon en el establecimiento de sus parcelas, con el riesgo en su momento, de sufrir afectación por heladas, situación que afortunadamente no se presentó y actualmente continúa su proceso de desarrollo.

El hecho de que los productores se adelanten, se da debido a que se pretende aprovechar las ventanas de mercado en donde el precio de sus hortalizas es más atractivo.

Entre los cultivos hortícolas se tienen programadas 569 hectáreas para lechuga, 515 para tomate y 413 para jitomate; 267 hectáreas para la producción de brócoli y 141 de calabacita.

Por lo que respecta al Ciclo Agrícola Primavera-Verano Temporal se tiene programada una superficie de 91,294 hectáreas para siembra, donde destaca el maíz forraje en verde con 46,971 hectáreas, seguido por el maíz para grano con 33,901 hectáreas y 8,401 hectáreas de frijol.

Las labores de siembra de los cultivos de temporal inician en este mes de junio, por lo que las condiciones climáticas actuales benefician a los productores dedicados a esta actividad agrícola, que ya están trabajando en la preparación de sus tierras.