El trámite de pasaportes en las oficinas locales de la Secretaría de Relaciones Exteriores está a tope, reconoció el delegado federal, Federico Martínez Garibay, quien señaló que la capacidad máxima de expedición diaria se ubica en 300 documentos.
Expuso que aún no se ha logrado poner en operación el centro de atención en el municipio de Calvillo, ya que no se cuenta con la tecnología bajo la que se tramitan los nuevos pasaportes con mayores medidas de seguridad.
La oficina de enlace en Calvillo se encuentra temporalmente suspendida hasta que se ponga en marcha el nuevo sistema de seguridad con medidas biométricas, lo que obliga a asumir una carga adicional de hasta 40 trámites diarios en esa región, señaló.
“No se cuenta con las instalaciones de Internet necesarias, estamos en el proceso de capacitación del personal y la implementación de tecnologías. Esperamos que en este municipio se expidan entre 30 y 40 pasaportes diarios y su reapertura sea en los próximos días”.
Consideró que pese a la creciente carga de trabajo, se mantiene la posibilidad de que los tramitantes se lleven su pasaporte ese mismo día, como un documento que cada vez es más importante para miles de personas.
Argumentó que el pasaporte es el documento más confiable, en el que se indica que una persona es mexicana y se garantiza su identidad, al considerar que se tramita a través de 10 pasos antes de expedirse, lo que le ubica como el de mayor seguridad en el país.
Refirió que estos filtros implican que se efectúe la integración de la información, captura, huellas, fotografías, dictaminación, autorización, expedición, digitalización y entrega.
Señaló que los pasaportes actuales tienen medidas de control que evitan el robo de identidad, como un problema considerable, y además garantiza que no haya sustracción de menores para verificar que los menores siempre estén acompañados por sus padres.