Luis Leonardo Márquez Alvarado

Partidos políticos cumplen predicciones de unas elecciones judicializadas.
Tras el cómputo de las actas distritales y municipales y la constancia de mayoría al gobernador electo Martín Orozco Sandoval, la coalición “Aguascalientes Grande y Para Todos” que conforman PRI, PVEM, PT, y PANAL estaría por presentar la impugnación a los resultados de la elección por la gubernatura, cuyo plazo vence a las 12 de la noche de este jueves.
Suman ocho impugnaciones a los resultados de las elecciones locales, celebradas el pasado 5 de junio, cuyos expedientes se encuentran en el Instituto Estatal Electoral de Aguascalientes, y serán canalizados a la brevedad a la Sala Administrativa Electoral.
Las impugnaciones a los resultados de las elecciones en cinco ayuntamientos y tres diputaciones locales fueron presentadas en el plazo legal de cuatro días naturales, tras la entrega de constancia de mayoría a los ganadores.
El triunfo de la candidata panista al Ayuntamiento de Aguascalientes, Teresa Jiménez Esquivel, fue impugnado por el Partido Revolucionario Institucional, respecto a la validez de los resultados consignados en el acta de cómputo municipal.
A su vez, el Partido Acción Nacional impugnó los resultados del cómputo, declaración de validez, y otorgamiento de constancia de mayoría en el Ayuntamiento de San Francisco de los Romo, y Rincón de Romos, en los que resultó ganador el Partido Revolucionario Institucional.
La victoria del Partido de la Revolución Democrática en el ayuntamiento de Pabellón de Arteaga, fue impugnada por el Partido Nueva Alianza, al cuestionar el otorgamiento de constancia de mayoría y de representación proporcional.
Sorprende que el Partido Verde Ecologista de México vaya contra la coalición “Aguascalientes Grande y Para Todos” conformada por el PRI, PANAL y PT, tras impugnar los resultados de la elección del Ayuntamiento de Asientos, al considerar que pese a ir en alianza con los tres partidos en la gubernatura, en los municipios competía sin alianzas.
Los triunfos del PAN en las elecciones de diputación local en los distritos XIII y XVIII fueron impugnados por el Partido Revolucionario Institucional, y el Partido del Trabajo respectivamente.
Finalmente, el candidato independiente por el distrito X impugnó la victoria del PAN en esa circunscripción, bajo argumento de supuesta violación a los derechos políticos referentes a candidaturas independientes, cometidos por el INE, IEE, y el gobernador del estado.