Han renunciado a la vida artificial 102 personas

Debe tramitarse Documento de Voluntad Anticipada

Todos tenemos derecho a una muerte digna, a una agonía no prolongada, a la asistencia mínima necesaria, a no sufrir, a no sentir dolor insoportable.

En siete años, 102 personas han renunciado a que se les apliquen medios artificiales para mantenerlos vivos, su voluntad fue que sólo recibieran cuidados paliativos, es decir, lo necesario para el bien morir.

La Dra. Sandra Elizabeth Jiménez Cetina, titular de la Coordinación Especializada en materia de Voluntad Anticipada, del ISSEA, especificó que del 2009 al 2012, se registraron 9 casos; en el 2013, otros 9; en el 2014, 28 casos; en el 2015, 34 y en lo que va del presente año, 22 casos.

Hay dos vías para tramitar el Documento de Voluntad Anticipada (DVA), ante Notario Público o ante el personal de salud, en el entendido de que los nosocomios ya cuentan con el formato que habrá de firmar el paciente en etapa terminal o algún familiar.

Desde abril del 2009, entró en vigor la Ley de Voluntad Anticipada para el estado de Aguascalientes, en la que se precisa que el DVA, debe suscribirse ante Notario Público, sin generar costo alguno, y puede tramitarlo cualquier persona en pleno uso de sus facultades mentales, que padezca una enfermedad avanzada, progresiva, degenerativa, incurable, irreversible y mortal.

La persona puede rechazar un determinado tratamiento médico, que propicie la Obstinación Terapéutica, entendida ésta como utilización innecesaria de los medios, instrumentos y métodos médicos, para mantener vivo a un enfermo en etapa terminal.

El documento debe registrarse en la Unidad Especializada de Voluntad Anticipada del ISSEA, para los efectos a que haya lugar; y únicamente podrá ser revocado por el signatario del mismo en cualquier momento.

Sobre el número reducido de casos, la doctora Jiménez consideró que ello obedece al desconocimiento de la Ley de Voluntad Anticipada y las bondades que trae consigo.

Reconoció que hay familiares que se resisten a la voluntad de sus familiares; otros aceptan que pasen los últimos días en casa, rodeados de sus familiares que reciben asesoría, y gracias a la Unidad Móvil, son constantemente visitados.

En este programa participan médicos, psicólogos, enfermeros y trabajadores sociales, especialistas en cuidados paliativos.

Aclaró que la voluntad anticipada, nada tiene que ver con la eutanasia, práctica que sí es penada en México y en Aguascalientes, por ser un acto criminal; aquí se trata de dar cuidados paliativos, para el bien morir, reiteró.