Por Juan Antonio de Labra

El primer paso está dado: Lewis Hamilton ganó la “pole” del Gran Premio de Estados Unidos en la clasificación de ayer, con un tiempo de 1:39.999, y hoy arrancará por delante de Nico Rosberg en Austin. El piloto inglés está al acecho de su compañero de Mercedes para tratar de acortar la distancia de 33 puntos que lo separa de un sólido líder, que cada vez está más cerca de convertirse en campeón del mundo de la Fórmula Uno.
Y aunque Hamilton ya ha saboreado el triunfo en Austin, nunca antes había conseguido la “pole” en este circuito técnico y difícil, con un primer sector que obliga a una conducción muy precisa, y donde el año pasado amarró su tercera corona mundial al sobrepasar a Rosberg, que había arrancado por delante.
Vamos a ver como larga Lewis luego de la desastrosa salida del domingo anterior en Japón, y las sorpresas que puedan suscitarse en esa primera curva de la pista, ya que el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull) estará atento mirando el duelo de las flechas de plata desde la tercera posición, por si se suscita algún incidente que le permita aprovechar las circunstancias.
Detrás de Ricciardo, su compañero Max Verstappen, está anclado en el cuarto lugar y representa una complicada barrera para los dos monoplazas de Ferrari, que volvieron a quedarse lejos de la pelea con los Mercedes, y deberán hacer una carrera inteligente si quieren aspirar al podio. Así que se antoja otra dura batalla entre el holandés y Kimi Raikkonen, como en anteriores ocasiones.
Checo Pérez no tuvo un buen fin de semana. Su VMJ09 no está al cien, como en otras carreras, y prueba de ello fue que el coche de su coequipero, el alemán Nico Hulkenberg, marcó mejores tiempos en las pruebas clasificatorias, quedándose con un séptimo lugar que promete mucho. El piloto mexicano arrancará desde el lugar 11 de la parrilla, tres puestos atrás de Valteri Bottas (Williams), al que no será fácil superar en la tabla general de pilotos, no obstante que el finlandés solamente le saca un punto de ventaja.
Cuando se esperaba un buen desempeño del monoplaza de la escudería Haas, que corre en su casa, tampoco Esteban Gutiérrez pudo igualar la magnífica clasificación de Japón, y saldrá del puesto 14, mientras que su compañero, el francés Romain Grosjean, acabó en el lugar número 17.
El alerón delantero del coche norteamericano tuvo que ser sustituido por otro que ofrece menores prestaciones aerodinámicas, y a los pilotos de Haas no les quedará más remedio que tratar de mantener posiciones, pues ciertamente se ve difícil que puedan llegar a meterse entre los diez primeros lugares para obtener algún punto en este Gran Premio, que antecede al del próximo domingo en la Ciudad de México.