CIUDAD DE MÉXICO.- Katy Perry ganó una batalla más en la guerra que libra con dos monjas por un convento ubicado en Los Feliz, California, inmueble que la cantante quiere comprar.
Stephanie Bowick, juez de la Corte Superior del Condado de Los Ángeles, invalidó la escritura con la que las Hermanas del Inmaculado Corazón de María pretendían vender la propiedad a la restauradora Dana Hollister.
Las monjas siempre han sostenido que el convento es parte de los bienes que pertenecen a su orden religiosa, por lo que tienen el derecho de elegir a su comprador, informó Los Angeles Times.
Sin embargo, J. Michael Hennigan, representante legal de la Arquidiócesis de Los Ángeles, asegura que sólo la Iglesia tiene jurisdicción sobre el inmueble, y por eso ha negociado con Perry la venta en 14.5 millones de dólares.
Eric Rowen, abogado de la cantante, dijo que la decisión de la juez allana el camino para que su clienta adquiera el convento. Sin embargo, John Scholnick, quien representa a las religiosas, aseguró que apelará la sentencia.
La orden del Inmaculado Corazón de María han sido dueñas de la propiedad por más de 40 años, pero hace tiempo que nadie habita ahí. (Staff/Agencia Reforma)