Hace lo que quiere

CDMX.- En secreto, sin decirle a su equipo de management ni a su disquera, así fue como Natalia Lafourcade realizó su nuevo álbum, Musas, un homenaje al folclor latinoamericano, en compañía de Los Macorinos.
Y es que la intérprete tenía la necesidad de reencontrarse con la música desde un lugar más íntimo y personal que en sus anteriores producciones.
“En realidad nunca le rindo cuentas a nadie. Siempre acabo haciendo lo que quiero, pero, por alguna razón, pensaba que porque Hasta la Raíz (su anterior álbum) fue un éxito, la disquera y mi equipo iban a estar un poco nerviosos ante el tema de hacer un disco a dos guitarras acústicas, con puros instrumentos de madera, sin sintetizador ni batería ni nada.
“Que lo menos que suena es moderno y actual, pero que era precioso”, dijo Natalia.
El proyecto le devolvió la ilusión de hacer música. Ni siquiera tomó vacaciones entre su anterior producción y ésta, pero, además de disfrutar el proceso, sostiene que le ayudó a conocerse mejor.
“Tuve que desarrollar la habilidad de tener mucha calma, de poder conectar con la música, de grabar un disco en directo, no como lo grababa antes, que era primero el track de la batería o el bajo, y luego ponerle un teclado”, añadió.
La ganadora del Grammy sostuvo que si ha logrado inspirar a la gente a través de sus canciones es porque es honesta. (Fidel Orantes/Agencia Reforma)