LOS ÁNGELES.- Aunque ha encumbrado historias de su imaginación a un nivel de culto, Guillermo del Toro no se ve ni como un maestro del espanto ni en el mismo rango que cineastas como Stanley Kubrick o Tim Burton.
“Se siente bien que me comparen con ellos, pero yo no hago terror, yo hago otra cosa muy rara. No sé qué chingados es, pero es bonito que te tengan en ese nivel”, expresó ayer durante una firma de autógrafos en el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles (LACMA, por sus siglas en inglés).
La convocatoria atrajo a estudiantes de cine, maquillistas, vestuaristas, actores, animadores, ilustradores y hasta ‘cosplayers’, que sumaron alrededor de mil personas.
Del Toro plasmó su firma en posters, libros, playeras, bocetos de sus personajes, DVDs, sus novelas y libros especializados en la producción de sus proyectos, como “Cronos” y “El Laberinto del Fauno”.
Algunos lo sorprendieron con dibujos; otros con figuras de acción y hubo quienes le entregaron símbolos latinos.
“Representar a esta comunidad es algo increíble. Yo no tuve eso de niño y ahora los tiempos han cambiado, todos estamos para apoyarnos”, señaló el director.
El evento se realizó en el marco del lanzamiento de su exhibición “At Home with Monsters”, conformada por 500 piezas de la colección personal del tapatío, que se inaugurará hoy en el LACMA. (Xulio Guillén/Agencia Reforma)