Por desconocimiento es que hay poca cultura de la donación de sangre altruista, apenas el 5% de las unidades de hemoderivados que se reciben en el Centro Estatal de Transfusión Sanguínea es de personas que lo hacen sin que sean a petición de un familiar o amigo que las requiere, lamentó Ana Laura Domínguez Ortega, coordinadora de Donaciones Altruistas.

“En general, las donaciones altruistas son muy bajas debido a la cultura que tenemos, según la Organización Mundial de la Salud, hay países que ya tienen cubiertas al 100% sus donaciones altruistas, y tristemente, México siempre se encuentra en rojo, sin embargo, tenemos el proyecto de que para el 2020 Aguascalientes esté cubierto y que quede coloreado en verde para la OMS”, señaló.

Reconoció que el reto es muy grande, por lo cual se llevan a cabo campañas de concientización, pláticas y actividades diversas con asociaciones civiles, bancos de sangre, y convenios con universidades, con la finalidad de fomentar la cultura de la donación altruista para erradicar la necesidad de donar por reposición.

“No acuden más por desinformación que por miedo, porque incluso no es tan doloroso es un pinchazo nada más, y el proceso de recuperación es muy rápido; además del desconocimiento general, hay muchos mitos, como el hecho de que si se tuvo hepatitis no pueden donar, si bien es una condicionante, para quienes tuvieron la enfermedad antes de los 10 años, no los limita de poder donar”, destacó.

Domínguez Ortega puntualizó que otras cuestiones por las que las personas no se acercan a donar es porque tienen tatuajes, piercings, o por acupuntura, aspectos que se han estigmatizado, ya que con toda la higiene y supervisión que se tiene de parte de las autoridades sanitarias en los establecimientos en que se practican, al año de realizado ya se puede donar.

“Manejamos filtros porque nos interesa tanto la salud del donador, como la de quien va a recibir la sangre, por lo que si el candidato no tienen la suficiente capacidad para hacer la donación, no se le permite, pero es por seguridad”, explicó.

La coordinadora de Donaciones Altruistas dijo que se busca tener siempre un stock de hemoderivados, el cual permita tener la solvencia para atender cualquier tipo de necesidad para solucionar los problemas de salud de cualquier paciente.

“En el mes de abril la gente no tiende a ser candidata debido a que tenemos las fiestas del estado, así como en diciembre, que es cuando la gente ya está en un periodo de un poco más de relajación; sobre todo por la ingesta de alcohol, es la determinante por la cual se rechazan”, subrayó.