Alerta la Coordinación Estatal de Protección Civil que prevalecerán temperaturas por debajo de los cero grados; aunque no hay probabilidad de caída de nieve o aguanieve para este viernes y sábado, se esperan mínimas entre -5° C y 0° C, apuntó Ángel Ávila Moreno.
Resaltó que se ha brindado apoyo a las familias que se encuentran en las zonas más desprotegidas; en conjunto con instancias como la Sebideso y el DIF estatal, se conformaron brigadas de atención en los municipios que recibieron las nevadas más intensas del estado.
Precisó que los municipios de Jesús María, Pabellón de Arteaga, San Francisco de los Romo y la capital registraron caída de aguanieve; en Asientos, Rincón de Romos y Cosío hubo nevadas ligeras, mientras que en San José de Gracia, Calvillo, El Llano y Tepezalá se presentaron las nevadas con mayor magnitud del estado.
Señaló que los pronósticos descartan que se presenten estos fenómenos durante el paso de los frentes fríos 44 y 45 en el estado, sin embargo continuará el descenso de temperaturas y un 30% de probabilidad de lluvias ligeras, además de nubosidad parcial y vientos de 15 a 20 km/hr.
De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional se prevén heladas en regiones elevadas; se mantendrán vientos fuertes; aunque se prevé que estos efectos dejen de repercutir a partir de las primeras horas del sábado, Ávila Moreno exhortó a la población a reportar cualquier anomalía que detecten al número de emergencias 066; recalcó que los 36 refugios temporales permanecen habilitados para atender a quien lo necesite.
Ante ello dijo que la noche del miércoles se dio atención a 15 personas en condiciones de calle, además de que se dio atención a los reportes de la caída de cuatro árboles, tres postes de alumbrado público en riesgo de caer, así como un espectacular en mal estado, ya que representaban un peligro.
Precisó que en este sentido, se llevaron a cabo trabajos de supervisión en conjunto con Seguridad Pública, en carreteras, caminos y terracerías de los municipios de San José de Gracia y Calvillo, que conducen a la Sierra Fría y Sierra de Laurel, para evitar percances con quienes transitan por estos sitios.