Ha*Ash retumba en el Palacio

CDMX.- Un tatuaje en la memoria y una cicatriz en los sentidos imprimió anoche Ha*Ash en los 18 mil asistentes que, de acuerdo con organizadores, llenaron el Palacio de los Deportes en su primera vez en el inmueble.
“¡Buenas noches, México! Yo creo que esta noche es de las más especiales en nuestra vida. Sólo les quiero decir que si hay alguien afuera que les dice que no pueden cumplir sus sueños está muy equivocado.
“Porque lo que Ashley y yo estamos viviendo es un sueño”, comentó Hanna, en su primera interacción con el público.
En un pestañeo, sus fans entraron en trance con cada una de las notas y letras de sus rolas.
“Soy Mujer”, introducción de la velada, a las 20:50 horas, dejó a todos con la boca abierta, pues estuvo precedida por una explosión pirotécnica y la caída de un telón que cubría el escenario.
Después, las chicas demostraron sus dotes instrumentales al tomar una armónica y una guitarra acústica para interpretar “Me Entrego a Ti”. Los aplausos cayeron como tromba.
Aunque la mayor parte de sus canciones son de desamor; en la vida real, una de las dos hermanas lo vive con plenitud a pesar de estar ocupada, desde hace dos años, con el Primera Fila-Hecho Realidad Tour.
“Me saqué la lotería con alguien que apoya mi carrera (Juan Carlos Herrera, su esposo). Sabe que vivo un momento por el que trabajé muchísimo; entonces, me apoya al 100%”, comentó Hanna en entrevista, minutos antes de salir a escena.
Esta gira aún las mantendrá ocupadas la primera parte de 2017, pues tienen compromisos en Argentina y hasta España, indicó Ashley.
Así que, a principios de ese año, se hicieron ya de un tiempo en su abultada agenda laboral para componer temas inéditos, con miras a un nuevo álbum.
Mientras tanto, las chicas siguen disfrutando el presente, como quedó demostrado en el entablado del antiguo edificio olímpico.
Al cierre de la edición, Ha*Ash había hecho duetos en su show con Reik y Alicia Villarreal. Con cada invitado compartieron dos temas: “¿Qué Haré Con Este Amor?” y “Creo En Ti”, y “Ay Papacito” y “Ex De Verdad”, respectivamente.
Por la reacción de la gente, quedó más que claro que el tatuaje y la cicatriz contraídas en el show, lejos de causarles dolor, les provocaron placer. (Manuel Tejeda/Agencia Reforma)