Miguel Romo Medina afirmó que su interés es única y exclusivamente el de contender por la candidatura al gobierno del estado bajo las siglas del Partido Revolucionario Institucional (PRI), por lo cual, no aceptaría ninguna otra postulación.

Lo anterior, luego de señalar que ha habido comentarios en el sentido de que podría ser postulado a otra posición, como presidente municipal, ante ello, recalcó que su aspiración a la gubernatura es legítima.

Manifestó que ha decidido adoptar dicha postura porque su interés es el servir a Aguascalientes como gobernador del Estado, por ello ha resuelto buscar en exclusiva la candidatura por dicha posición; asimismo, agregó que ya fue presidente municipal (1984-1986), puesto en el cual se siente orgulloso de las tareas que realizó a favor del municipio, pero no está interesado en volver a cubrir.

Miguel Romo expresó que él y su equipo se encuentran con buen ánimo de cara a la contienda interna; en lo personal indicó que ha estado desempeñando un trabajo de muchos años en el servicio público y la vida política, ocupando cargos como senador, secretario de gobierno, diputado local, procurador estatal, delegado del IMSS e Infonavit; añadió que está rodeado de un equipo muy importante, integrado por un alto porcentaje de jóvenes que tienen inquietudes sociales y políticas, con los cuales ha recorrido el estado, teniendo un acercamiento muy importante con la sociedad.

Cuestionado respecto a una candidatura de unidad, mencionó que esta decisión queda en manos de los dirigentes del PRI; agregó que él es una persona de disciplina institucional, con suficiente madurez política, por lo cual, en caso de que sea o no designado el abanderado tricolor, asumirá lo postulación que el partido determine.

Para concluir, Miguel Romo apuntó que la Comisión Permanente del Senado de la República aprobó su solicitud de licencia para separarse del cargo en forma indefinida, con la intención de estar en condiciones de elegibilidad -en los términos de la convocatoria emitida por el PRI- para aspirar a registrarse como precandidato al gobierno del Estado.