Algo tarde, pero finalmente le llegó la justicia a una mujer que en diciembre del 2015 sufrió un robo en su domicilio ubicado en el fraccionamiento Cumbres III.

Derivado de la denuncia presentada por la víctima, agentes de la Comisaría General de Policía Ministerial del Estado llevaron a cabo las investigaciones correspondientes y finalmente lograron recuperar algunos de los artículos electrónicos robados.

Fue el pasado 15 de diciembre del 2015, cuando una mujer acudió al edificio de la Vice Fiscalía de Investigación de Delitos, para denunciar ante el agente del Ministerio Público que había sufrido un robo en su domicilio ubicado en el fraccionamiento Cumbres III.

La denunciante señaló que en esa fecha, siendo aproximadamente a las 16:00 horas, sus hijos se dieron cuenta de que se habían metido a robar al domicilio y se habían llevado varios aparatos electrónicos.

Entre lo robado figuraban una mini laptop, una computadora portátil, un cargador, un mouse y un teclado.

En esa fecha, agentes del Grupo Anti-Robos de la PME se dirigieron al fraccionamiento Cumbres III y se entrevistaron con algunos vecinos, quienes refirieron que no se percataron del momento en que ocurrió el robo.

Fue hasta principios de mayo cuando un habitante del mismo fraccionamiento Cumbres III, se comunicó a la Policía Ministerial del Estado para reportar que un hombre de entre 25 y 30 años, le ofreció en venta varios artículos similares y debido a que le pareció atractiva la oferta decidió comprarlos.

Sin embargo, posteriormente se enteró que dichos objetos electrónicos eran similares a los robados a una vecina, por lo que decidió dar parte a la Policía Ministerial, confirmándose que se trataba de los mismos aparatos.

Ahora las investigaciones de los agentes ministeriales están encaminadas a tratar de localizar y detener al autor de ese robo domiciliario.