Ismael Rivera
Agencia Reforma

MADRID, España 9-May .- Durante al menos tres años, Humberto Moreira y el tamaulipeco Juan Manuel Muñoz Luévano, alias “El Mono”, gozaron de lujos y derrocharon dinero en España, según las investigaciones de la Fiscalía Anticorrupción de ese país.
“Las pruebas son las mismas tanto para Muñoz como para Moreira. Hicieron lo mismo, traer dinero y gastárselo en alquiler de propiedades, viajes, coches y restaurantes. No eran adquisiciones, eran rentas”, detalló a Grupo REFORMA una fuente de la Fiscalía que prefirió mantener el anonimato.
El ex presidente del PRI, por ejemplo, vivía con su familia en la exclusiva zona residencial de Sant Cugat, cuya renta oscilaba los 3 mil 960 euros (80 mil pesos), han revelado diversos medios de comunicación.
De 2013 al 2015, la renta mensual de esa propiedad equivalía prácticamente al costo del Máster en Educación y Comunicación que el ex Gobernador de Coahuila cursó en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB): 3 mil 920 euros, de acuerdo con la página web de la institución.
Según el priista, cuya jubilación asciende a los 37 mil 129 pesos mensuales (mil 821 euros), ese curso fue pagado por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).
El financiamiento de sus otros tres posgrados en España –Investigación, Comunicación y Periodismo; Asesoría de Medios y Sociedad Político, y Gestión de la Comunicación Política Electoral– no ha sido aclarado.
Tampoco el doctorado que habría realizado en la Universidad de Burgos, ciudad en la que también se alojó con frecuencia durante semanas, e incluso meses, con motivo de sus estudios.
“El Mono”, en tanto, viajó siete veces de México a Madrid en los últimos tres años, y de Londres a Madrid en otra ocasión, según los registros de vuelo a los que Grupo REFORMA tuvo acceso.
Además, Muñoz Luévano habría alquilado una propiedad en la calle Estella número 3, piso 6, puerta D, en Madrid, y posteriormente se cambió a un chalet ubicado en la Colonia Encinar de los Reyes, una zona residencial de Alcobendas, que forma parte de la llamada “resurrección inmobiliaria” de la capital española tras la crisis de 2008.
“El Mono”, detenido el pasado 18 de marzo, permanece recluido en la prisión madrileña Soto del Real.
Sobre Moreira, quien regresó a México tras ser retenido sólo una semana en esa misma prisión el pasado mes de enero, la Fiscalía Anticorrupción de España ha asegurado que continuará las investigaciones por blanqueo de capitales y organización criminal a pesar de que el juez de instrucción número 1, Santiago Pedraz, archivó el caso el pasado mes de febrero.