El murmullo es creciente en la estación conforme se acerca el día. El personal de transportes empieza a formar el tren de la ilusión y ya varios están ansiosos de abordarlo, sin embargo, tienen que esperar hasta el domingo próximo para que los elegidos ocupen los compartimientos.

El ambiente que se vive semeja una torre de Babel, en donde amarillos, rojos, verdes, azules, morados, azul verdoso y de otros matices invaden el espacio. Nadie se entiende a pesar de estar juntos e ir hacia el mismo objetivo, por lo que sólo aciertan a criticar y agredirse unos a otros.

Los seis días que faltan par saber quiénes emprenderán el viaje deben aprovecharlos para fortalecer su bagaje, no vaya a ser que de última hora alguien los deje al pie del estribo. En materia político-electoral no hay nada escrito, por más que se desgasten algunos en afirmar que tienen el triunfo asegurado, que recuerden que del plato a la boca se cae la sopa.

Lo que hicieron o dejaron de hacer es prácticamente historia. Hoy y mañana es para cerrar las campañas y luego vendrán tres días de silencio, en que se supone deben destinarlos para consolidar los grupos de apoyo que tendrán en la jornada del domingo, aunque todavía habrá quien trate de escudriñar a los adversarios para aprovechar algún descuido que le ayude a conquistar unos votos.

La visita a los andenes es un rito obligado de los teorizantes y a la que convocan al mayor número de adeptos para demostrar “músculo”; el ir y venir es normal en estos días, e igualmente se vive en cruces de calles para promover el sufragio, aunque a estas alturas la mayoría de los ciudadanos tienen definido por quién van a votar, quedando por hacerlo aquellos que todavía a las puertas de las casillas no se deciden.

Con la euforia de llegar a la otra orilla y de que falta por saber el resultado, no hay quien se fije en los errores que se cometieron, pero que inevitablemente saldrán como hongos si no logran los fines que se trazaron y entonces sí, a buscar “chivos expiatorios”, porque lo que es el candidato o la candidata no aceptarán jamás que equivocaron la estrategia y que fallaron al nombrar a su equipo de campaña. Lo contrario sucederá con los triunfadores, que gritarán a los cuatro vientos que gracias a su carisma y plan, ganaron.

PROPUESTA SERIA

Durante las campañas políticas que han tenido lugar en estos dos meses se escuchó toda clase de propuestas, como remoción de funcionarios de sus cargos, vales de primer empleo, subir sueldos y que ya no se financie a los partidos con recursos públicos, pasando por golpes de pecho de aquellos que están dispuestos a someterse a cualquier prueba para demostrar su honestidad.

Dentro de ese cúmulo de promesas hay una que sobresale y se refiere a la que presentó el doctor Jesús Ríos Alba, de rescatar el Río San Pedro, con base en un programa integral en que participen los tres niveles de gobierno y la sociedad.

Es un asunto que ha sido relegado por sucesivas administraciones públicas a pesar de la importancia que tiene; en primer lugar se pretende recuperar un espacio que es de todos los aguascalentenses y del que disfrutaron varias generaciones como zona de descanso y esparcimiento.

El candidato del Distrito 03 menciona que el beneficio será para 722 mil habitantes al rehabilitarse 9.4 kilómetros, longitud que actualmente “es insegura y de una profunda contaminación ambiental y visual”, algo que viven a diario los habitantes de las colonias aledañas.

Ríos Alba planteó que como diputado federal puede gestionar los recursos necesarios para hacer realidad este anhelo y devolver a la ciudad un sitio que fue tan especial para todos sus residentes y los de lugares aledaños, ya que por el Río San Pedro o Río de Pirules circulaba agua abundante y cristalina que en época de primavera y verano fue paseo tradicional de las familias, algo que ya no se disfruta desde hace varias décadas.

Lograr ese fin, explica Ríos Alba, permitirá devolver la seguridad a la zona, que se termine la contaminación que afecta la salud de los resientes en los fraccionamientos limítrofes y que tengan mayor valor las casas y terrenos, por lo tanto, convocó “a comprometernos con la vida en común, de parar la inseguridad y a cambio heredar a nuestros hijos lugares mejores para vivir y convivir en sociedad”.

El proyecto incluye la participación de dependencias federales del sector, el gobierno del estado y las autoridades municipales, además de la iniciativa privada y de los ciudadanos en general, con un poco de esfuerzo de cada quien se podrá cristalizar el programa, lo cual permitirá mantener limpio el cauce del río a través de una planta tratadora, creándose en su entorno gimnasios al aire libre, canchas de futbol y basquetbol, una trotapista, juegos infantiles, palapas y otros servicios.

Si el pediatra obtiene el domingo el beneplácito de los habitantes del Distrito 03, se puede esperar que en el curso de su gestión se logre la recuperación que nunca debió descuidarse, pero ante lo irremediable hoy se presenta la oportunidad de atenderse.

SENDERO ESCABROSO

Por más que se pretenda eludir o relegar el problema que se presenta con el “desvío” de recursos, de lo que se acusa a expresidentes municipales, es un asunto que surge periódicamente cuando el alcalde denuncia a quien le antecedió, de haber utilizado el dinero para otros fines.

A raíz de la situación que han vivido quienes fueron titulares de los ayuntamientos de Calvillo y Rincón de Romos, que los ha llevado a prisión, se ha comentado en Con Usted que es una equivocación legal estigmatizarlos, cuando lo cierto es que no se apropiaron del erario, sino que lo utilizaron para pagar otros programas y de lo que han demostrado, lo que no obsta para que se les dicte sentencia y ante la sociedad queden marcados.

Ahora le toca el turno al gobierno de Jesús María, que acusa de “desvío de recursos” de un fondo de obras para el pago de una parte de la deuda que hay con el ISSSSPEA. Según el contralor municipal, Luis Gallo Nájera, los hechos ocurrieron en la administración pasada y de lo cual “ya tenemos presentada y ratificada la denuncia” ante el Ministerio Público, que se encarga de llevar a cabo las investigaciones para determinar el grado de responsabilidad de quien resulte responsable.

Adelantó que el castigo podría llegar “hasta privación de la libertad, (o el) resarcimiento del daño”, además de llevarse a cabo un proceso administrativo que fije la destitución o inhabilitación para desempeñar cargos en el servicio público.

Aunque sea repetitivo, pero es necesario reiterar que una cosa es el apropiamiento indebido de los recursos públicos y otra haberlos utilizado para salir de un apuro. Los alcaldes de los 10 municipios fuera de la capital saben perfectamente que sus ingresos son bastante limitados para resolver el gran número de asuntos que hay, por lo que en un momento determinado echan mano de lo que tienen, y aunque tapan un agujero dejan al descubierto otro, por lo que si el tiempo no les alcanza, lo dejan de herencia, que luego se utiliza para que el sucesor se envuelva en una capa de honestidad y espada en ristre vaya en pos de él.

Aunque es una incorrección que viene desde la legislación federal, debería buscarse la forma de diferenciar lo que es el desvío y el desfalco, tarea que deben acometer los legisladores federales y locales.